Francesca Chinchilla.15 diciembre, 2017

La defensa central Ana Da Costa y la portera Kimberly Mora, dos ticas que se abren camino en la liga universitaria de Estados Unidos, fueron piezas fundamentales para que su universidad ganara por primera vez en su historia el Campeonato de Conferencia Atlética del Medio Oeste.

Ambas forman parte de la Ohio Valley State University, en el estado de West Virginia, donde comparten choza y juegan juntas.

Ana Da Silva lleva el fúbol como herencia, pues su padre militó en varios equipos ticos. Foto: Cortesía.
Ana Da Silva lleva el fúbol como herencia, pues su padre militó en varios equipos ticos. Foto: Cortesía.

Da Costa, quien es hija del exjugador brasileño Everaldo Da Costa, que militó en Municipal Puntarenas y Cartaginés en los 90, anotó tres tantos en el campeonato, dos de estos fueron en la final.

Individualmente, la defensa de 21 años fue galardonada como Defensa del Año en la Conferencia Great Midwest.

Da Silva fue uno de los brasielños que destacó en los 90. Foto: Archivo.
Da Silva fue uno de los brasielños que destacó en los 90. Foto: Archivo.

Todos estos logros los ha conseguido en un corto tiempo, ya que fue en agosto del presente año que dejó las filas del equipo Asociación Deportiva Moravia Femenino para estudiar en Estados Unidos la carrera de Biología.

Por su parte, Kimberly Mora, quien es oriunda de San Carlos, militó en San Ramón, estudia Administración Deportiva y bretea en la U ya que no cuenta con una beca completa.

En lo individual, lideró en la portería en la Conferencia G-MAC con un promedio de 0,50 goles por partido y un porcentaje de efectividad en remates detenidos de un 85%.

Kimberly no tiene familiares deportistas, pero el fútbol ha formado parte de toda su vida. Archivo.
Kimberly no tiene familiares deportistas, pero el fútbol ha formado parte de toda su vida. Archivo.

“El idioma es lo que más me ha costado; sin embargo, creo que ya me he adaptado mucho. Al principio no fue nada fácil, más que todo porque el equipo no era de muy alto nivel, pero este año fue diferente, mis compañeras y yo hicimos un gran cambio, y se logró ganar el torneo”, dijo Mora.

Francisco Monge, representante para becas deportivas de la empresa Sports Educated, que se dedica a situar jóvenes becados deportivamente en Estados Unidos, logró posicionar a ambas jugadoras en la liga universitaria.

Aunque es la primera vez que el equipo universitario de las ticas se sube en los más alto del podio, ambas esperan repetir la hazaña y aportar en conjunto por segundo año consecutivo.

Ambas ticas comparten choza con otras compañeras de equipo. Foto: Cortesía.
Ambas ticas comparten choza con otras compañeras de equipo. Foto: Cortesía.