Franklin Arroyo.4 mayo

El portero costarricense Keylor Navas no pudo llegar a su quinta final de Champions League, ya que el París Saint-Germain fue eliminado este martes, de forma clara y contundente, por el Manchester City.

El tico encajó cuatro goles en dos partidos. Foto: AFP
El tico encajó cuatro goles en dos partidos. Foto: AFP

Los ingleses vencieron 2-0 al PSG y ratificaron así el valioso triunfo 2-1 que habían logrado en la capital francesa la semana pasada. El global quedó 4 a 1.

Navas no había perdido nunca una serie de ida y vuelta en la Liga de Europa. Disputó esas fases con el Real Madrid en las temporadas 2015-16, 2016-17, y 2017-18 y con el PSG en la 2019-20 (en esta perdió la final ante el Bayern de Múnich).

Eso sí, el portero tuvo poco que hacer en los goles de este martes, aunque uno le pasó por la horqueta.

Los pepinos fueron obra del franco-argelino Riyad Marhez. El primero fue al minuto 11, tras aprovechar un rebote en un pase filtrado y definir por entre las piernas del tico. El segundo cayó al minuto 63, después de un contragolpe de librillo de los dirigidos por Pep Guardiola.

Recordemos que Marhez ya le había marcado un gol a Navas en el partido de ida en París, fue el segundo del partido, de tiro libre.

La actuación de Keylor fue aceptable, tuvo un par de intervenciones que evitaron que el marcador fuera más amplio, mientras que sus compañeros de campo no generaron peligro en el marco rival.

Incluso, Ángel Di María fue expulsado al 69′, cuando ya el partido estaba 2 a 0.

La primera

El doblete de Mahrez es muy valioso porque le permitió al City clasificar a su primera final de la Liga de Campeones.

El internacional argelino nació en las afueras de París y sin duda fue el protagonista del partido.

El resultado pudo ser más abultado para los ingleses, ya que el PSG desapareció del terreno de juego en cuanto el argentino Di María fue expulsado por una patada al brasileño Fernandinho.

El PSG echó de menos a su estrella Kylian Mbappé, que se quedó en el banquillo al no estar recuperado de unas molestias musculares en su pierna derecha.

El equipo entrenado por Mauricio Pochettino tendrá que centrarse ahora en tratar de mantener su hegemonía en la Ligue 1, aunque es muy complicado que sume un cuarto título consecutivo (y el octavo en las nueve últimas temporadas), ya que a falta de tres jornadas para el final, el PSG es segundo, a un punto del Lille.

Orgullo

El entrenador de los Citizens, Pep Guardiola, estaba muy feliz por clasificar al club a su primera final de la Liga de Campeones.

“Estoy increíblemente orgulloso y mi primer pensamiento va para los jugadores que no jugaron hoy, sé que para ellos es duro, pero todo el mundo aporta su contribución en esta temporada de Liga de Campeones”, declaró el técnico catalán.

“Clasificarse frente a un equipo que había eliminado al Barcelona y al Bayern de Múnich dice mucho de nosotros y vamos a festejarlo”, añadió Guardiola, que volverá a una final de la Liga de Campeones tras las dos que ganó con el Barça (2009 y 2011).

Asegura que el PSG es un enorme equipo, que luchó hasta el final, pero que sus pupilos estuvieron tranquilos, defendiendo y sufriendo juntos.

“Estamos en la final y eso significa mucho para el club, aunque para mí es más importante ganar tres Premier League en cuatro años, significa regularidad. Pero en tres semanas seremos uno de los dos mejores equipos de Europa y eso es un motivo de gran orgullo para nuestros hinchas”, concluyó.

Mientras tanto, el técnico de Navas, Mauricio Pochettino, dijo que les faltó suerte.

“Hemos jugado el partido que teníamos previsto, pero a veces en el fútbol se necesita un porcentaje de suerte en algunos periodos del partido. Al final, ellos han sido muy eficaces. Marcaron en una situación en la que estábamos presionando alto, con un balón largo”, añadió.

Tres de los cuatro goles del City en la serie fueron de Marhez. Foto: AFP
Tres de los cuatro goles del City en la serie fueron de Marhez. Foto: AFP