Karol Espinoza, GDA .30 diciembre, 2019

El técnico Antonio “Turco” Mohamed logró el domingo el título de liga con el Monterrey al ganar en penales al América, tras empatar en el global 3-3, y no sólo cumplió con su afición, también saldó una promesa hecha a su hijo fallecido, Farid.

En el año 2006, el Turco prometió a su hijo, quien perdió la vida a consecuencia de un accidente automovilístico en Alemania, que haría campeón de Liga a los Rayados; sin embargo, falló en un par de finales en 2016 y 2017.

Mohamed y su hijo durante aquel Mundial de Alemania 2006. Tomado de clarin.com
Mohamed y su hijo durante aquel Mundial de Alemania 2006. Tomado de clarin.com

En una entrevista dada en agosto al programa argentino PH, Podemos Hablar, y reproducida por el diario argentino Clarín, Mohamed recordó con lágrimas aquel triste episodio de su vida por la muerte de su pequeño en un accidente de carro, durante el Mundial de Alemania 2006.

“No lo esperaba esto", comenzó su relato el exfutbolista, que puso en contexto la magnitud del viaje.

"Nosotros, en Huracán, habíamos perdido la promoción por el ascenso a Primera ante Argentinos en 2006. Él estaba triste, porque era de Huracán y quería ir al Mundial con mis amigos”, dijo el técnico en referencia al viaje que los llevó a la cita mundialista.

Farid era el único niño del viaje hecho en un carro casa y que los llevó también por España e Italia.

“Éramos 15, 16. Alquilamos dos motorhome en Alemania. Recorrimos todo. Fuimos a cada partido, nos conocía todo el mundo, venían a comer a la motorhome. Recorrimos todos los partidos hasta que llegamos a los cuartos de final”, señaló Mohamed.

Pero la derrota argentina con el anfitrión en penales obligó a un cambio de planes y llegó la tragedia.

“Habían sido 35 días hasta ahí. La veníamos pasando increíble. Perdió Argentina con Alemania, él (Farid) lloraba muchísimo. Volvimos al hotel y cambiamos todos los vuelos para volvernos”, repasó Mohamed, según la nota de Clarín.

El vuelo de regreso salía de Frankfurt a las 11 de la mañana.

"Eran las 10 p.m., podíamos dormir un par de horas y salir a las 4 de la mañana. O podíamos salir en ese momento y llegar antes, a las 6 o 7 de la mañana. Yo estaba con pilas, dije: ‘yo manejo cuatro o cinco horas, no tengo problema’. Todos dijeron que sí, estábamos todos bien.

Como debe ser, Mohamed besó la copa de campeón. AP
Como debe ser, Mohamed besó la copa de campeón. AP

“Iba (escuchando) Luis Miguel o Maná. A las dos o tres horas me agarró sueño y me fui a dormir con mi hijo. Otro amigo tomó el volante", relató el técnico del conjunto azteca.

Entonces se produjo el accidente al ser chocados por atrás por dos jóvenes de 18 y 19 años que venían muy rápido.

“Lo único que recuerdo es que había un helicóptero que me llevaba en una camilla”, recordó El Turco.

Cuatro integrantes del grupo fueron hospitalizados, Mohamed estuvo casi dos meses internado y casi pierde la pierna izquierda.

"Mi hijo duró cuatro días, lo tuvieron que desenchufar y perdió la vida.

“Vinieron un montón de abogados para que hiciéramos un juicio, pero yo lo único que quería era a mi hijo”.

En dicho programa y ante las lágrimas del resto de los invitados Mohamed aseguró lo siguiente: “Estoy intentando soltar ese dolor. Ya casi lo logro. Transformarlo en energía positiva, en vivir con mis hijos, amarlos.

“Todos tenemos detrás una historia de dolor y no es victimizarse, es disfrutar a tus hijos, mirar para adelante porque hay poco tiempo de vida. Hay que dar luz, hay que ser positivo”, insistió en esa ocasión.

En ambos partidos de la final ante el América y como es costumbre, Mohamed colocó en un asiento de la banca un rosario con el que siempre recuerda a Farid y en el instante en que el Monterrey marcó el penal definitivo, el técnico no saltó a la cancha a festejar, se quedó en la banca llorando de manera conmovedora con el rosario entre las manos, pues le había prometido a Farid que algún día haría campeones a los Rayados y cumplió.

En lugar de correr a celebrar, el Turco se quedó en la banca y soltó el llanto al cumplir la promesa hecha a su hijo. Tomada de Telam.com
En lugar de correr a celebrar, el Turco se quedó en la banca y soltó el llanto al cumplir la promesa hecha a su hijo. Tomada de Telam.com
Monterrey armó la fiesta en la casa del América. GDA /El Universal
Monterrey armó la fiesta en la casa del América. GDA /El Universal