AFP .14 diciembre, 2019

El Monterrey mexicano se clasificó este sábado a semifinales del Mundial de Clubes de Catar al derrotar 3-2 al anfitrión Al-Sadd en Doha y se jugará un puesto en la final el miércoles ante el Liverpool inglés. Es el segundo club de la Concacaf que suma dos presencias en esta ronda junto al América.

El cuadro dirigido por el técnico argentino Antonio Mohamed se verá las caras el próximo miércoles ante los increíbles ‘Reds’ de Jurgen Klopp en busca de un triunfo que les permitiría erigirse en el primer equipo azteca en disputar una final del Mundial de Clubes, y también el primer representante de la CONCACAF en lograrlo, para poder superar el tercer lugar que en algún momento alcanzaron Nécaxa en el 2000, Saprissa 2005, el mismo Monterrey en el 2012 y Pachuca en el 2017.

Los integrantes del Monterrey de México celebran la clasificación a la semifinal del Mundial de clubes, donde jugarán contra el Liverpool,. así o más feo. AFP
Los integrantes del Monterrey de México celebran la clasificación a la semifinal del Mundial de clubes, donde jugarán contra el Liverpool,. así o más feo. AFP
Obra de arte de Lionel Vangioni

Pero ante el ganador de la última Liga de Campeones europea y sus delanteros Sadio Mané y Mohamed Salah, el Monterrey deberá mostrar una mayor solidez defensiva que la presentada ante un Al-Sadd que perdonó varias ocasiones. De lo contrario, los aztecas saldrían vapuleados.

El campeón de la CONCACAF abrió el marcador con un zurdazo de Vangioni teledirigido al puro ángulo, pegó en el palo antes de alojarse en las redes. Un regalo para la vista que, con cuatro partidos por delante, es firme candidato a ser el gol más espectacular del torneo.

Pero Funes Mori aprovechó al filo del descanso un error en un pase atrás del español Gabi, ex del Atlético de Madrid, superando por bajo al arquero local para poner en franca ventaja a su equipo 2-0 antes de tomar el camino a los vestuarios.

El Al-Sadd no se rindió y su delantero estrella, el campeón de África con los 'Zorros del Desierto' argelinos Baghdad Bounedjah demostró sus galones con un excelso remate picado de cabeza.

Con tiempo por delante para la igualada, Monterrey no se replegó atrás y tras gran jugada de Jesús Gallardo, Carlos Rodríguez fusiló dentro del área para establecer el 3-1.

El Al-Sadd quiso darle emoción al partido hasta el final y Hassan se inspiró en el gol de Vangioni para anotar el 3-2 con otro latigazo parecido, aunque desde unos metros más cerca.