Agencia AP.11 febrero
Del ataúd donde se encontraba el cuerpo de Christian, un prometedor portero juvenil, no se podían separar sus familiares. Foto: AP.
Del ataúd donde se encontraba el cuerpo de Christian, un prometedor portero juvenil, no se podían separar sus familiares. Foto: AP.

Un prometedor arquero que ya estaba en la órbita de varios clubes europeos. Un zaguero que quería emular a su primo como futbolista profesional. Un delantero que quería seguir los pasos de Diego Costa.

Cada uno con los mismos objetivos e ilusiones. Cada uno dejó atrás a sus familias en busca de establecerse como futbolistas. Cada uno con el sueño de ser el próximo ídolo brasileño.

Y estaban tan cerca de hacerlo realidad tras haber ingresado a la academia de uno de los clubes más populares de Brasil, pero sus sueños quedaron truncados con el incendio que el viernes arrasó el dormitorio del centro de entrenamiento de Flamengo, el popular club de Río de Janeiro.

Los muchachos estaban entre las 10 personas que murieron en la ciudad deportiva Ninho do Urubu.

“Es la peor tragedia del club en sus 123 años” , dijo Rodolfo Landim, presidente de Flamengo.

Al cementerio donde fue el entierro de los muchachos llegaron cientos de personas a darles la despedida. Foto: AP.
Al cementerio donde fue el entierro de los muchachos llegaron cientos de personas a darles la despedida. Foto: AP.

Una de las jóvenes víctimas fue Christian, un arquero de 15 años que ya se había hecho notar con las selecciones juveniles de Brasil y estaba en el radar de varios clubes europeos de renombre.

Pablo, zaguero de 14 años, se sumó a Flamengo en 2018 y su primo Werley, ya había debutado con el primer equipo del rival Vasco da Gama.

El delantero Athila, de 14 años, llegó a Flamengo procedente de la misma academia donde Costa, hoy ariete del Atlético de Madrid, jugó de adolescente antes de brillar en el extranjero.

“Que noticia tan triste” , escribió el delantero del Real Madrid Vinicius Junior en Twitter.

Los aficionados del Flamengo hicieron una caminata en homenaje a los fallecidos en el incendio. Foto: AP.
Los aficionados del Flamengo hicieron una caminata en homenaje a los fallecidos en el incendio. Foto: AP.

Hasta hace poco, Vinicius Junior seguía la misma trayectoria de las víctimas del siniestro. Vivió en el complejo destruido el viernes antes de ser fichado por el Real Madrid por casi 45 millones de euros (ahora 51 millones de dólares) hace menos de dos años.

“Al recordar los días y noches que pasé en el centro de entrenamiento se me pone la carne de gallina. Todavía no lo puedo creer, pero recemos por todos”, dijo el atacante de 18 años.

Establecerse en un club europeo de cartel, como lo hizo Vinicius Junior, es lo que ambicionan muchos chicos al sumarse a las academias de los clubes brasileños. Tienen que renunciar a mucho para poder aceptados, con sus familias haciendo grandes sacrificios.

El viernes, un grupo de jóvenes talentosos perdieron su oportunidad para ser las futuras estrellas que salieron de Flamengo, como Bernardo, arquero de 14 años.

"Bernardo sacrificó mucho para ser un futbolista profesional”, dijo su primo, Marcelo Lanznaster, al portal noticioso G1.

“Sacrificó una buena parte de su adolescencia. Sabía que apenas empezaba su carrera, pero tenía el potencial. Los entrenadores decían que iba a llegar lejos y todos creíamos en ese sueño” .

Las tragedias pueden unir hasta a los rivales más tradicionales, como lo muestra este abrazo entre un fan del Flamengo y otro del Fluminense. Foto: AFP.
Las tragedias pueden unir hasta a los rivales más tradicionales, como lo muestra este abrazo entre un fan del Flamengo y otro del Fluminense. Foto: AFP.
Sin permisos

La investigación apunta al club. El área arrasada por el incendio en el predio no contaba con el permiso correspondiente para funcionar como dormitorio, según una nota oficial emitida por la alcaldía de Río de Janeiro.

Reinaldo Belotti, director ejecutivo de Flamengo, negó el sábado que las causas del incendio tengan relación con las condiciones del predio.

“Era un alojamiento confortable, que lo mostrábamos a todos con orgullo ” , dijo Belotti.

Belotti dijo que un pico de energía, después de la severa tormenta que el miércoles dejó siete muertos en la ciudad, habría ocasionado el principio de incendio en un aire acondicionado.

“No fue por falta de cuidado ni de inversión del club. Quienes dormían allí eran nuestro futuro y mayor activo ” , agregó.

El dirigente del club no aceptó preguntas de la prensa ni explicó por qué el área funcionaba como dormitorio pese a no contar con el respectivo permiso.

Muchos llegaron al estadio del Flamengo a dar sus muestras de solidaridad y pésame, Foto: AFP.
Muchos llegaron al estadio del Flamengo a dar sus muestras de solidaridad y pésame, Foto: AFP.

La Policía Civil de Río de Janeiro (PCERJ), a cargo de la investigación, realizó el viernes las primeras pericias en el centro de entrenamiento y tomó declaración a 13 jugadores y tres empleados del club. Además, ya tiene en su poder imágenes de cámaras de seguridad del club.

"Flamengo siempre ha sido un club negligente con sus divisiones de base. La estructura para sus jóvenes es ridícula y muy riesgosa comparada con la de sus profesionales” , dijo a The Associated Press un exjugador de Flamengo, aún en actividad profesional, que pasó 10 años en la institución y pidió mantener su nombre en anonimato.

El profesional, quien entrenó en el mismo predio que fue arrasado por el incendio, señaló que recibió la noticia con mucho dolor.

“Todos los jóvenes de mi generación nos vemos reflejados en esta tragedia” , dijo.