.15 mayo
 Banco Promérica, Escazú.
Banco Promérica, Escazú.

Una de las grandes lecciones del FIFA-GATE, sonado caso de corrupción en el que el nombre de Costa Rica y de la Fedefútbol fue enlodado al máximo con la captura y condena del expresidente Eduardo Li, la palabra TRANSPARENCIA es la que debería estar escrita, y sobre todo aplicada a raja tabla, en cada instancia relacionada con el fútbol.

Cada funcionario de Unafut, Fedefútbol, clubes de primera, Liga de ascenso, Linafa, deberían transpirar transparencia por todo lado.

Esa transparencia, sin embargo, no la vi en la conferencia de prensa en el estadio Saprissa, el pasado domingo, cuando anunciaron que el Banco Promérica será el "orgulloso patrocinador de la Liga Nacional de Fútbol de Primera división".

Esto quiere decir, como infomó muy bien La Teja este miércoles, que el próximo torneo de primera división llevará ese nombre, como sucede en España con LaLiga Santander.

Sin embargo, lo que Julián Solano, presidente de Unafut no dijo, según él por desconocimiento como lo manifestó a este periodico, es que el dueño del Deportivo Saprissa, don Edgar Zurcher, es también fundador y presidente de la Junta Directiva de Promérica.

El 31 de julio del 2018, La Nación publicó: "Edgar Zurcher es la piedra angular de Horizonte Morado", empresa propietaria del Monstruo.

Creo que don Julián Solano debió haber revelado esta relación, simplemente en aras de la transparencia, y si él no la sabía como argumenta, don Edgar Zurcher debió habérselo dicho a don Julián para que este firmara el convenio con todas las cartas sobre la mesa.