Luis Quirós.31 agosto, 2019

En un juego donde cada equipo manejó un tiempo, La U regresó al triunfo después de seis mejengas de no hacerlo, al vencer este sábado a Limón FC 2-0.

Con las correcciones necesarias durante el descanso, Minor Díaz y La U encontraron como contener a Limón, para triunfar 2-0, este sábado en el Rosabal Cordero. Fotografía José Cordero
Con las correcciones necesarias durante el descanso, Minor Díaz y La U encontraron como contener a Limón, para triunfar 2-0, este sábado en el Rosabal Cordero. Fotografía José Cordero

En la primera parte, el cuadro del caribe mostró mejor unión en cada una de sus líneas, jugando con buen toque y buscando abrir la defensa universitaria por los costados, pero el problema para los muchachos de Ricardo Allen estuvo en no tener la puntería afinada para conseguir batir al portero Bryan Morales, que, por cierto, tuvo tres intervenciones claras para evitar la caída de su marco.

Esto generó trabajo extra para la zaga de La U, cerrando los espacios necesarios para irse al descanso con el 0-0.

En la segunda parte, la historia cambió, debido a que hombres como Diego Estrada y Fabián Oviedo, este último que llegó de cambio, le cambiaron la historia al duelo.

Esto se reflejó con arribos continuos a la portería de Déxter Lewis y en una de ellas, al minuto 73, se abrió el marcador.

El cuadro de Limón (blanco), buscó el gol contra La U, por los costados en el primer tiempo, peró no aprovechó buenas llegadas al marco de Bryan Morales. Foto: Cortesía Universitarios
El cuadro de Limón (blanco), buscó el gol contra La U, por los costados en el primer tiempo, peró no aprovechó buenas llegadas al marco de Bryan Morales. Foto: Cortesía Universitarios

Una corrida por la derecha del zurdo Diego Estrada, terminó con la asistencia para su compañero Michael Soto, quien soltó un disparo de pierna derecha, el cual desvió Jemark Hernández para el 1-0.

Pero la historia no finalizó con esa anotación, porque cuatro minutos después, al 77, Fabián Oviedo llegó al área limonense, cruzó la pecosa y Anthony Contreras, quien cerró por izquierda, solo tuvo que tocar la número cinco para hundirla y poner así el definitivo 2-0.

Con esas dos anotaciones, Limón se perdió y no tuvo cómo ir por más, mientras que los celestes controlaron muy bien las acciones para romper la racha de seis fechas sin ganar en el Apertura 2019.