Andrés Mora.9 noviembre
El argentino Alejandro Cabral llegó para convertirse en el líder de la defensa morada. Fotografía José Cordero
El argentino Alejandro Cabral llegó para convertirse en el líder de la defensa morada. Fotografía José Cordero

Los que saben de fútbol aseguran que un equipo se arma de atrás hacia adelante, algo que al parecer tiene más claro que el agua el técnico morado Vladimir Quesada, quien armó un sólido muro para encaramarse en la cima.

El cuadro de Vladi ha abombado las redes en 42 oportunidades, la misma cantidad que el León, pero la defensa rojinegra no ha estado al mismo nivel y en 21 jornadas disputadas ha recibido 22 golcitos, cinco más que los saprissistas.

Saprissa solo ha recibido 17 goles y es la defensa menos vencida del apertura.

De esta forma la parte baja de Saprissa es la responsable de que estén a puntos de asegurarse un campito en la gran final del torneo de apertura.

Curiosamente en casi la mitad de las fechas (9) ambos terminaron con la misma cantidad de goles recibidos, por ejemplo, en la fecha uno los dos recibieron un gol y en la segunda dos; incluso en la quinta y sexta no les clavaron ninguno.

En total, la Liga pasó siete fechas con el marco en cero, pero los saprissitas lograron eso en 10 de los partidos disputados y ahí está la clave.

Con ese panorama los erizos tendrán que jugar de visita en el Joaquín “Colleya” Fonseca ante Guadalupe con un ojo en el estadio Ricardo Saprissa para ver como le está yendo al Monstruo contra Carmelita. Ambos juegos serán a las 3 de la tarde.

Arnáez deberá mandar todo su arsenal ofensivo por si las moscas. Lo más fácil sería que Alajuelense triunfe y los pupilos de Vladimir Quesada pierdan o empaten.

Pero si la "S" logra dejarse los tres puntos, la Liga tiene que ganarle a los guadalupanos por diferencia de cinco goles más de los que hagan los morados, por ejemplo, si Saprissa gana 1 a 0 la Liga debe triunfar 6 a 0, si Saprissa gana 2 por 0, la Liga debe hacerlo 7 a 0.

“Estamos contentos (con ser los menos batidos del torneo), ese es el trabajo nuestro, tenemos que tratar de estar firmes para darle seguridad al equipo”, comentó el defensor morado Alejandro Cabral.

En muchos partidos Porfirio López se ha visto lento y ese es uno de los puntos bajos de la defensa manuda. Foto: Rafael Pacheco
En muchos partidos Porfirio López se ha visto lento y ese es uno de los puntos bajos de la defensa manuda. Foto: Rafael Pacheco

“Cerramos en casa ante un rival que será difícil, incómodo. Saprissa siempre tiene presión y tiene que ganar, la afición siempre quiere que ganemos y estemos en el primer lugar”, comentó el volante Michael Barrantes.

“Nos ha ayudado esa competencia sana, fuerte y leal por ese primer lugar, lo más importante es que ayuda a que el fútbol nacional siga creciendo”, agregó Barrantes.

Por su parte, Vladimir asegura que encontró el balance perfecto.

“Antes de iniciar el campeonato yo dije ante una pregunta que queríamos hacer muchos goles, pero que nos hagan pocos, creo que eso es equilibrio. El torneo pasado hicimos muchos goles, pero igualmente recibimos muchos, entonces, la idea es esa, equilibrio. La diferencia entre goles anotados y recibidos debe ser amplia y creo que los muchachos lo han entendido”, señaló el DT morado.

“La línea defensiva la cual trabaja Víctor Cordero lo ha entendido, pero cuando hablo de defensa hablo de todo el equipo, desde el jugador más adelantado que es Venegas hasta Kevin (Briceño) trata de hacer las cosas bien en defensa. El trabajo ha dado sus frutos y en este momento se está presentando algo poco común, pero el primer lugar se puede definir por esa diferencia”, agregó.

En la acera del frente, Luis Diego Arnáez sabe que ya no puede llorar sobre la leche derramada y por eso saldrá con todo para tratar de recortar esa diferencia de goles.

El ataque morado suma 42 goles, los mismos que la Liga. Foto: Rafael Pacheco
El ataque morado suma 42 goles, los mismos que la Liga. Foto: Rafael Pacheco

“Primero es la actitud de buscar el partido desde el principio, segundo no precipitarse, hay que tratar de controlar el partido y para eso hay que controlar la posesión del balón para tener mayores acciones y después tener calma porque son noventas minutos para hacer goles. Obviamente no vamos pensando que nos vamos a encontrar un rival fácil, Guadalupe no se va a abrir, tenemos que fabricarnos eso”, comentó Luis Diego.

“Vamos a arriesgar porque tenemos que arriesgar, cuando se juega al ataque totalmente hay riesgo”, agregó.