Diario La Vanguardia.12 febrero

Victoire Cogevina Reynal lleva el fútbol en sus venas y creó “Gloria”, la primera aplicación que permite conectar a los jóvenes talentos con los clubes y ligas de fútbol mediante videos.

Victoire quiere que los de menos recursos también tengan opción de ser observados en las grandes ligas del planeta. (Ernesto Pages)
Victoire quiere que los de menos recursos también tengan opción de ser observados en las grandes ligas del planeta. (Ernesto Pages)

Esta argentina es hija de Shalimar Reynal (una de las primeras mujeres agentes FIFA y de Alexis Cogevina, exembajador y diplomático griego), habla cuatro idiomas y a sus 27 años quiere revolucionar el mundo del fútbol.

“Decidí crear Gloria tras observar la dificultad de acceso que sufren los jóvenes talentos sin posibilidades económicas”, Victoire Cogevina.

Con el objetivo de presentar la aplicación a las principales ligas europeas, Cogevina ha realizado una satisfactoria gira de 12 días visitando España, Alemania y Reino Unido.

En esta entrevista concedida a La Vanguardia, afirma que Gloria empezará a operar a finales de marzo del 2019 en la Superliga Argentina y que ha despertado el interés de la Liga Iberdrola (femenina de España), la Premier League y la Bundesliga. Todas ellas esperan encontrar en Gloria una aliada para cruzar fronteras y descubrir futuras promesas.

–¿Por qué se llama Gloria?

Tiene un doble significado. Es nombre de mujer y además en el fútbol lo que buscan los jugadores es ser recordados, buscan alcanzar precisamente esa gloria.

–¿Qué le impulsó a crear Gloria?

Nace en diciembre del año pasado mientras trabajaba en la agencia. Vi que el talento no era juzgado por talento y que los jugadores habían llegado por tener contacto con diferentes clubes o agentes o, que en el caso americano, la mayoría no tienen las elevadas cantidades que se deben pagar para desarrollar su talento en Estados Unidos, que son casi veintemil dólares al año.

El otro aspecto que captó mí atención fue lo difícil que es llegar al profesionalismo. En Argentina hay agentes que compran los derechos económicos de chicos de 12 años y si no aceptas es difícil llegar a los clubes. Gloria nace para crear una solución transparente, para mostrar al mundo que el fútbol puede ser un negocio limpio y sin corrupción.

–¿Qué más ofrece aparte de videos donde muestran su talento?

Los datos personales, la posición en la que juega, edad, peso y altura, si es zurdo o derecho. Todos esos datos servirán no sólo a los clubes, sino también al jugador para conocer la competencia y mejorar.

Desde un teléfono los agentes y clubes podrán buscar talento de cualquier parte del mundo. (Ernesto Pages)
Desde un teléfono los agentes y clubes podrán buscar talento de cualquier parte del mundo. (Ernesto Pages)

–Hablando de competencia, ¿cómo han recibido la noticia los representantes?

Al principio fue un poco hostil. Pero ahora todos están llamando para saber más, la ven como una herramienta. Gloria conecta, facilita el trabajo. En ningún caso reemplazaremos al agente. Cuando un jugador sea elegido por una liga o un club la negociación no la hará el software, será un agente el que se encargue de cerrar un acuerdo beneficioso.

–Tras su gira por Europa, ¿en qué punto se encuentra la negociación con las ligas europeas?

Llegamos a Europa con un acuerdo con la Superliga en Argentina bajo el brazo como carta de presentación y ahora tenemos un principio de acuerdo con la Liga Iberdrola en España. También estamos en conversaciones muy avanzadas con la Bundesliga y un interés destacable por parte de La Premier League.

Las ligas entienden que la tecnología llegó para quedarse y también saben que desde Silicon Valley todo lo que llega está vinculado al futuro cercano y a resolver necesidades del presente.

¿Hay machismo en el mundo del fútbol y en el de la tecnología?

Dentro de ambas industrias hay hombres con la mentalidad abierta como las hay con la mentalidad cerrada. Una mujer que entra a una reunión a hablar de fútbol y de tecnología es algo que solo genera subestimación, y en mis ojos eso es una ventaja.