AFP .24 abril, 2018
Alan Pulido anotó el gol del triunfo para las Chivas el martes anterior. Foto: AP.
Alan Pulido anotó el gol del triunfo para las Chivas el martes anterior. Foto: AP.

El Guadalajara, uno de los equipos más populares de México, buscará consagrarse campeón de la Liga de Campeones de la Concacaf-2018 este miércoles cuando reciba al Toronto de Canadá en el partido de vuelta de la final.

De amarrar el título, sería la segunda vez que un equipo propiedad del empresario Jorge Vergara llegue a la cita mundial, luego que lo consiguiera el Saprissa en el 2005 derrotando en la final del torneo a los Pumas de la UNAM, dirigidos por Hugo Sánchez.

Las Chivas se presentarán a este compromiso con la ventaja de 2-1 que obtuvieron el martes pasado en el juego de ida, celebrado en la cancha del BMO Field, en Toronto, con goles de Rodolfo Pizarro y Alan Pulido. Jonathan Osorio descontó para el local.

Luego de resignarse en la liga mexicana jugando los dos últimos partidos con alineación alternativa, el Guadalajara enfila todas sus fuerzas al torneo de la región y consagrarse monarca de la Concacaf, algo que no consigue desde la primera edición del torneo de campeones de la región celebrado en 1962 -el único título internacional de su historia-.

Las Chivas viven su séptima final al mando del técnico argentino Matías Almeyda y van por su quinto título con la guía del ‘Pelado’ -antes ganaron dos torneos de copas, uno de liga y una Supercopa-.

Para este partido ante el Toronto, el equipo mexicano podrá contar con el portero Rodolfo Cota y el defensa Jair Pereira, suspendidos para el primer duelo.

“Aún faltan 90 minutos que serán de mucha intensidad, no será un juego fácil, pero esperamos cumplir el objetivo de salir campeones”, dijo Pereira quien cumplió una suspensión de dos partidos.

Para poder consumar la coronación, el zaguero central subrayó la importancia de neutralizar a dos jugadores clave del Toronto: Michael Bradley y Sebastian Giovinco, porque “sabemos que marcan diferencia”.

Por su lado, aunque ocupa el fondo de su conferencia dentro de la Major League Soccer, el Toronto confía en dar vuelta la serie ante el Guadalajara y terminar por fin con el dominio que los mexicanos han establecido en el torneo de la Concacaf desde 2006.

Cuidar a Sebastián Giovinco, una de las principales figuras de Toronto será una de las principales tareas de Chivas. Foto: AP.
Cuidar a Sebastián Giovinco, una de las principales figuras de Toronto será una de las principales tareas de Chivas. Foto: AP.

”¿Hubiéramos preferido ganar en casa? Absolutamente, pero también podemos ganar de visita. Nos vamos a reagrupar y a recuperar mental y físicamente para darlo todo lo que tenemos en los otros 90 minutos”, apuntó Michael Bradley.

Desde 2006, el torneo de la Concacaf ha sido conquistado por escuadras mexicanas; nueve finales han sido jugadas sólo entre equipos mexicanos. Apenas tres equipos de otros países pudieron llegar a una final en todos estos años: Saprissa de Costa Rica (2007-2008), Real Salt Lake de Estados Unidos (2010-2011) y Montreal Impact de Canadá (2014-2015).

El partido se jugará en el estadio Akron, que tiene capacidad para 46.232 espectadores, a partir de las 7:30 p.m (hora tica).