Sergio Alvarado.4 noviembre, 2020
Juan Pablo Ledezma, hijo de Froylán Ledezma, jugó unos minutos este miércoles. Foto: Instagram Wálter Rodríguez.
Juan Pablo Ledezma, hijo de Froylán Ledezma, jugó unos minutos este miércoles. Foto: Instagram Wálter Rodríguez.

Juan Pablo Ledezma, el hijo del ídolo de Alajuelense, Froylán Ledezma, hizo historia este miércoles al jugar unos minutos ante el Cibao de República Dominicana por la Liga de Concacaf.

Para el muchacho de 15 años fue su debut con el primer equipo manudo, luego de entrar en convocatoria por las diez bajas que enfrentaban los erizos para el duelo.

El gran momento se dio a los 86 minutos cuando Carlos Mora, otra de las joyas de la cantera alajuelense le dio su lugar para que pudiera, al menos, correr un ratito y pelear uno que otro balón.

Las dudas de si el chiquillo jugaría o no eran grandes, pero el 3-0 a favor de los rojinegros le permitió al técnico Andrés Carevic poder hacer la variante.

Sin tirar las campanas al vuelo, el argentino explicó que con el chamaco irán poco a poco y que en esta ocasión jugó por una circunstancia especial.

"Era el único jugador que teníamos disponible para poder registrar si pasaba algo y si no podíamos completar la nómina, su llamado fue algo circunstancial, al final pudo jugar algunos minutos porque el partido así lo permitió y para cuidar algunos de nuestros jugadores.

“Él va a tener que seguir su proceso tal cual, de momento sigue entrenando en segunda, hoy le ha tocado participar, pero sabemos que hay que seguirlo de a poco por lo chico que es, que vaya de esa manera es la mejor opción para él ahora”, explicó Carevic al final del juego.

El entrenador afirma entender por qué hay tantas expectativa con el hijo del Cachorro, sabe lo que significó Froylán para el liguismo, pero igual quiere tener al güila con los pies en la tierra.

“Hay que tener los pies sobre la tierra con él, hay que hablarle y hacerle entender el momento, ubicarse y que siga trabajando duro como lo viene haciendo”, agregó el che.