Francesca Chinchilla.25 enero, 2018

Silbidos y gritos fue lo que se ganó el jugador morado Johan Venegas tras anotar un gol este miércoles en la mejenga contra Grecia. La razón: su particular forma de celebrar su primer gol con Saprissa.

Luego de revivir su amorío con la red, Venegas se dirigió a la afición del Saprissa, se llevó una mano al oído y con la otra hizo una seña de silencio.

Inmediatamente los saprisistas comenzaron a silbarle, incluso el capitán, Daniel Colindres, le pidió mantener la calma.

Luego del partido el jugador se disculpó, pero más bien hizo “un colocho”. Según dijo, se puso la mano en la oreja para escuchar a la afición y que esta celebrara el gol. ¿Pero y la otra mano en la boca?

Esto dijeron los aficionados en redes sociales: