Sergio Alvarado.2 junio

A lo largo del campeonato de segunda división, la figura de Leonardo Adams se acrecentó, gracias a la regularidad y a la experiencia que le trasmitió a sus compañeros.

Al artillero le tocó este domingo abrir el camino de la tan ansiada llegada a la primera división.

“Primero pusimos todo nuestro trabajo en la manos de Dios, porque es un grupo unido y lleno de fe. Además esos fantasmas del pasado hace rato los sacamos del camerino”, expresó Adams.

Leonardo no ocultó su deseo de seguir en Jicaral por la oportunidad que le dieron y porque tiene mucha ilusión de volver a echar sus pepinos en la máxima categoría.

Leonardo Adams (centro) es felicitado por sus compañeros Jicaral rumbo a la primera división. Foto: Cortesía Jicaral Sercoba.
Leonardo Adams (centro) es felicitado por sus compañeros Jicaral rumbo a la primera división. Foto: Cortesía Jicaral Sercoba.

“Me encantaría, porque vine hasta esta hermosa comunidad a poner mi granito de arena y me han tratado de la mejor forma”, dijo el goleador.

Adams apuntó que su contrato terminó este domingo.

“Yo terminé contrato, pero tengo toda la fe que me permitan seguir con ellos para llevarlos a puestos muy importantes en la primera división”, dijo.

El gol que anotó, según el artillero fue clave en el accionar de la final.

Con toda fuerza celebraron los seguidores de Jicaral el pepino anotado este domingo por Leonardo Adams. Foto Jicaral Sercoba
Con toda fuerza celebraron los seguidores de Jicaral el pepino anotado este domingo por Leonardo Adams. Foto Jicaral Sercoba

“Hablamos de manejar bien el balón y sobre todo aprovechar las opciones que nos quedaran. En esa jugada me ubiqué bien para anotar y lo conseguí, creo que fue un buen golpe contra el rival”, expresó.

Otro de los artífices del título jicaraleño, Wálter Chévez, aseguró que dicha comunidad tiene mucho que celebrar porque han sufrido mucho.

“Las finales pasadas que se perdieron generaron mucho sufrimiento para este pueblo, por lo que ahora merecen celebrar en grande”, expresó Chévez.

Al igual que su capitán Rafael Núñez, para Wálter considera que este título se debe en mucho a Dios.

“Como dijo Rafita, somos un equipo lleno de fe, no sabemos cómo llegó Dios, pero se quedó con nosotros para levantarnos y llevarnos a donde estamos hoy”, explicó.