AFP .15 septiembre

La Bundesliga alemana, que inicia este viernes, pondrá a prueba un protocolo experimental para poder admitir aficionados en los estadios bajo estrictas medidas de seguridad, el cual será evaluado para determinar si lo prolongan, lo cambian o lo eliminan.

Ese modelo será usado por seis semanas.

Unos pocos aficionados podrán volver a los estadios. AFP
Unos pocos aficionados podrán volver a los estadios. AFP

Solamente un 20% de los asientos podrán ser ocupados desde el viernes, en el primer duelo de la temporada (Bayern-Schalke), y hasta finales de octubre, cuando el protocolo sea estudiado y se decida qué hacer.

“Será una especie de experimento, un ensayo”, anunció el ministro presidente bávaro Markus Söder.

Eso sí, ningún espectador será admitido en los estadios si la incidencia local de las infecciones por el nuevo coronavirus supera las 35 por 100.000 habitantes en siete días.

Los espectadores, suficientemente separados en las graderías, deberán respetar las distancias en los estadios y sus entradas serán numeradas. Los aficionados de los clubes visitantes no serán admitidos.

En la práctica, eso significa, por ejemplo, que el Borussia Dortmund podrá recibir a unos 16.200 espectadores en el Signal Iduna Park.

Aunque este anuncio deja poco tiempo a los clubes para prepararse para el regreso de un 20% de sus aficionados para este fin de semana en la reanudación de la Bundesliga, se trata de un alivio para ellos.

El Bayern Múnich abre la Bundesliga este viernes ante el Schalke 04. AFP
El Bayern Múnich abre la Bundesliga este viernes ante el Schalke 04. AFP

Los clubes alemanes se benefician de la mayor afluencia de aficionados en Europa, unos 44.000 en promedio por partido, según la liga alemana.

El pasado fin de semana, la primera ronda de la Copa de Alemania sirvió de prueba para algunos clubes: 10.000 espectadores pudieron asistir en Dresde a la victoria de su equipo contra Hamburgo (4-1) o 5.000 en Magdeburgo contra Darmstadt (2-3).

A mediados de mayo, tras una interrupción de dos meses debido a la pandemia del covid-19, la Bundesliga fue el primer campeonato importante europeo en continuar su temporada, pero con los partidos a puerta cerrada.

El torneo iniciará con el Bayern Múnich como campeón, club que, además, obtuvo el título de la Champions League.