Partidazo en el Juan Gobán terminó con victoria caribeña de 3 por 2 ante el Deportivo Saprissa

Por: Andrés Mora 14 febrero

Los morados terminaron con el corazón rotó después de ver como su equipo perdió 3-2 ante Limón, miércoles en el Juan Gobán.

Limón hizo respetar su casa y Saprissa cede terreno en la lucha por el primer lugar. Fotografía José Cordero
Limón hizo respetar su casa y Saprissa cede terreno en la lucha por el primer lugar. Fotografía José Cordero

El partido, que tuvo una primera parte discreta, se puso bueno en el segundo tiempo y los locales no se dejaron y mandaron la Monstruo para la casa con el corazón destrozado.

La "S" sufrió desde el punto de penal porque apenas al minuto 12 Henrique Moura medio tocó a Víctor Pérez y el árbitro Keylor Herrera sin titubear sancionó penal. La jugada estuvo medio jalada del pelo, pero Herrera es el que manda.

El encargado de cobrar fue Andrey Francis, quien lo hizo perfecto, rastrero y esquineado imposible para Aarón Cruz.

Justo antes del descanso, cuando se jugaba la reposición (45+1), Daniel Colindres se bailó a Shaine Brown con una bicicleta y sacó un riflazo de derecha cruzado, por más que voló Dexter Lewis, no le pudo llegar y se empataron los carteles.

Para los segundos 45 minutos quedó la acción. Saprissa se puso en ventaja siete minutos después de reiniciado el juego.

Colindres se encendió y sumó su segundo de la tarde cuando se levantó entre dos defensores y cabeceó muy bien un centro de Joseph Mora. 2-1 y parecía que se derrumbaba la Tromba.

Pero no fue así, y al minuto 60 Jeylon Hadden se jaló una pollada, marcó malísimo y cuando Luis Pérez intentó centrar le pegó en la mano al saprissista, quien las llevaba muy abiertas.

Tres del saco tuvo que sacar Aaron Cruz esta tarde de miércoles. Fotografía José Cordero
Tres del saco tuvo que sacar Aaron Cruz esta tarde de miércoles. Fotografía José Cordero

Esta vez Alexánder "la Rata" Espinoza se tuvo confianza y marcó el empate engañando a Cruz nuevamente.

Ya para ese momento el juego era de ida y vuelta, cualquiera pudo haber anotado, pero solo Limón fue capaz.

Los caribeños aprovecharon un ataque para que Víctor Pérez agarrara el balón sin marca por la derecha y con comodidad clavó el golazo de la tarde para sentenciar el resultado de 3-2.