Andrés Mora.13 septiembre, 2018
Raimond sorprendió con su riflazo y desconcentró a los brumosos con el primero de la tarde. Fotos Melissa Fernández
Raimond sorprendió con su riflazo y desconcentró a los brumosos con el primero de la tarde. Fotos Melissa Fernández

La situación deportiva del Cartaginés ya no tiene nombre. Si juega bien pierde, si juega mal pierde y si juega regular también pierde, en el mejor de los casos saca empates, pero esta vez ni eso y el que se aprovechó fue el Santos de Guápiles que se llevó la victoria ante los brumosos (3-0).

La visita del cuadro de la Vieja Metrópoli al Hernán “Cuty” Monge de Desamparados, sede de los guapileños porque están renovando la gramilla sintética, fue catastrófica. Los pupilos de Paulo César Wanchope no pudieron hacer goles porque cuando se acercaban al área rival se topaban con la muralla de Bryan Morales, quien hasta paró un penal.

Y les salió barato, porque los guapileños pudieron llenarles más el saco de goles, pero por más que intentaron solo entraron tres al marco que defendió el joven Luis Diego Rivas, quien fue titular por la sanción de dos juegos de Darryl Parker.

El cuadro de Chope solo ha ganado un partido en este campeonato, ha empatado seis veces y perdido tres, apenas lleva nueve puntos y está a tres unidades del sótano, puesto que actualmente tiene Limón FC. La cosa se pone peor al descubrir que Cartaginés solo ha ganado tres partidos de los últimos 38 disputados, según datos de Christian Sandoval.

Por su parte, Santos tomó un buen respiro de aire fresco y es sétimo del Apertura, no pelea ni arriba ni abajo en la clasificación.

Las anotaciones empezaron a caer al minuto 26, el primero fue un golazo de Raimond Salas que recibió un buen pase de Osvaldo Rodríguez por derecha y, apenas le dieron un poquito de espacio, remató de derecha cruzado, donde jamás iba a llegar Rivas.

Los de la Vieja Metrópoli reaccionaron de inmediato, pero Giovanni Clunie cabeceó malísimo y se le dejó en las manos a Morales.

Rándall estaba en todas mientras que los defensas azules marcaban muy flojito. Fotos Melissa Fernández
Rándall estaba en todas mientras que los defensas azules marcaban muy flojito. Fotos Melissa Fernández

Los brumosos se confiaron de que ya venía el pitazo final de la primera parte y antes de que eso se diera les metieron el segundo, cuando el reloj marcaba el segundo minuto de reposición. El responsable de la celebración fue Rándall Alvarado, quien se elevó en un tiro de esquina y se aprovechó del bomberazo de Rivas para cabecer y poner el 2-0.

Nada que hacer

En la segunda parte, al 58′, Cartaginés reventó una bola en el palo y parecía que reaccionaba, pero nada que ver, pues más bien tres minutos más tarde les clavaron el tercero.

Santos se vino en contragolpe por la banda derecha y Alvarado levantó su cabeza, por eso vio a Steven Williams sin marca en el área chica, se la puso y el santista nada más tuvo que empujarla de derecha.

Para terminarla de hacer, al 71′ Rándall le cometió una falta a Kevin Fajardo dentro del área y a los brumosos se les presentó una gran oportunidad de descontar.

No le está saliendo nada a los de la Vieja Metrópoli. Fotos Melissa Fernández
No le está saliendo nada a los de la Vieja Metrópoli. Fotos Melissa Fernández

Pero Clunie no contaba con la astucia del portero guapileño, ya que Bryan voló para meterle su mano izquierda a la pecosa y negarle el gol a los azules.

Cartaginés podía seguir jugando todo el rato que quisiera, pero parece que nunca iba a encontrar la forma de hacer goles.