Sergio Alvarado.4 diciembre
Sherman Guity celebró su cumpleaños en la sede del CON este martes. Foto: Sergio Alvarado Pol
Sherman Guity celebró su cumpleaños en la sede del CON este martes. Foto: Sergio Alvarado Pol

El atleta limonense Sherman Guity escogió un momento especial como el de su cumpleaños 23 (3 de diciembre) para hablar por primera vez del trago amargo que probó el 23 de agosto de este año.

Aquel día tuvo un resultado analítico desfavorable porque salió que había consumido clostebol y desde entonces está suspendido de manera temporal hasta conocer su sanción.

Hasta antes de eso parecía que estaría en los Juegos Paranamericanos de Lima 2019, pero lo cambió todo el clostebol, un producto utilizado con frecuencia para aumentar el rendimiento físico.

Pero Guity afirma que eso nada tiene que ver con él, que todo se originó en un piercing que se puso y se infeccionó.

"Me lo operé y me eché Neobol para cicatrizarlo y eso tenía clostebol. Me quedó de experiencia lo delicado que es ese tema, uno hasta con una Panadol puede salir positivo, aprendí la lección”, dice.

Desde aquel momento Sherman se había mantenido callado en relación con este nuevo obstáculo, pero el 3 de diciembre conversó con La Teja. Está sereno y esperando ver qué pasará.

Los funcionarios y amigos del CON han sido un apoyo fundamental para Sherman Guity estos meses. Foto: Sergio Alvarado Pol
Los funcionarios y amigos del CON han sido un apoyo fundamental para Sherman Guity estos meses. Foto: Sergio Alvarado Pol

“Espero que eso se pueda resolver pronto para tener ya un objetivo claro y saber para qué me estoy preparando o qué tipo de pruebas, o si me sancionan que sea por seis meses y poder llegar a Tokio 2020”, dice.

Si a Sherman se le sanciona por un año, o menos, la posibilidad de competir en los Paralímpicos japoneses está abierta porque esos juegos serán del 25 de agosto al 6 de setiembre del 2020.

“Mi objetivo sigue siendo el mismo: ganar una medalla de oro olímpica para Costa Rica, la primera para el país en unos Paralímpicos, quiero hacer historia, ese sigue siendo mi objetivo”.

La sanción se aplicaría desde que se dio a conocer el resultado de los exámenes, el 23 de agosto.

En el aire

Cuando Sherman empezó a demostrar que como paratleta sus capacidades en la pista seguían intactas empezó a conseguir nuevos patrocinadores, que se hicieron a un lado mientras todo se aclara.

“Ellos están ahí a la espera de cómo salen las cosas, tengo patrocinadores que quieren entrar conmigo, pero mientras no se resuelva nada no se puede llegar a un acuerdo. Yo estoy joven y tengo mucho que dar todavía, por eso hay gente pendiente”, afirma.

Sherman viajó a Lima para competir en los Juegos ParaPanamericanos de Lima pero la noticia del dopaje le impidió hacerlo. Cortesía: Comité Olímpico
Sherman viajó a Lima para competir en los Juegos ParaPanamericanos de Lima pero la noticia del dopaje le impidió hacerlo. Cortesía: Comité Olímpico

El limonense tiene dos meses de estar entrenando fuerte. Lo hace desde que retomó fuerzas después del impacto de conocer el resultado de la prueba.

“Al principio fue un poco feo, estaba muy triste, me sentía mal y no quería ni entrenar. Me costó retomar ánimos, pero entendí que es otro obstáculo más a superar. He pasado por cosas más fuertes y por esto no me voy a rendir, es un obstáculo más que superar”.

Otro tema que le ha tocado enfrentar son los comentarios de quienes lo critican porque tienen en la mente que cuando un atleta tiene un resultado analítico adverso es por tramposo, que se trata de alguien que se dopa.

Pero, como es normal, hay mucha gente en la calle que lo saluda y recuerda su historia y le pide que no se rinda nunca.

“Siempre hay comentarios positivos y negativos, trato de no leer ni darles importancia a los negativos para que no me afecten; sé que hay gente que siempre va a estar ahí apoyándome y eso me da mucho ánimo”, comentó.

Con gran apoyo

Sherman continúa viviendo en las cabañas ubicadas en el Comité Olímpico Nacional, en Coronado. El CON nunca le ha dado la espalda y le ha ayudado con toda la documentación necesaria que se debía enviar al extranjero para su defensa en el caso del clostebol.

“El Comité Olímpico y la Federación de Paradeportes han sido mi roca, sin ellos no hubiera salido adelante en esto”, cuenta mientras sigue con sus ilusiones intactas de correr con la bandera tricolor en el pecho.

La vida de Sherman Guity ha estado marcada por las dificultades y los retos.

El 25 agosto del 2017 ocurrió el accidente de tránsito que llevó a la amputación de su pierna izquierda, situación que no lo detuvo y volvió a las pistas.

A mediados del 2018, con coraje y la ayuda de muchas personas y una prótesis retomó su lugar como velocista, pero como paratleta, y rápidamente se destacó tanto en el país como en el extranjero.

La defensa
Henry Núñez, presidente del Comité Olímpico Nacional, explicó que están esperando el pronunciamiento del Comité Paralímpico Internacional, que todavía debe nombrar un tribunal que reciba a Sherman y lo escuche. Ya presentaron toda la documentación necesaria, indicó Núñez. “Nos queda clarísimo que no hubo intención de mejorar su rendimiento con el dopaje, fue un error, una tontera como el ponerse ese piercing, por eso le hemos dado todo el acompañamiento”, añadió el presidente del CON.