Karol Espinoza.15 noviembre, 2019

McLaren tiró la casa por la ventana y sacó a la venta un chuzo llamado Elva, un carrazo descapotable y sin parabrisas que cuesta nada más y nada menos que 1,7 millones de euros o ,lo que es lo mismo, ¢1.104 millones.

Según el sitio especializado www.motorpasion.com, solo hicieron 399 unidades , es decir, si quiere uno, corra por el suyo.

Esta marca es superexclusiva y en Costa Rica son muy pocos los que se pueden dar el taco de tener un McLaren, entre ellos Carlos Rodríguez, el antiguo dueño del autódromo La Guácima.

Este es el McLaren que chocó Carlos Rodríguez el miércoles. Fotos: Cortesía
Este es el McLaren que chocó Carlos Rodríguez el miércoles. Fotos: Cortesía

El empresario tiene un McLaren 650S que fue noticia esta semana porque lo chocó el miércoles en la autopista General Cañas, pero volvamos al nuevo chuzo de la automotriz británica.

Está claro que es un lujo para muy pocos. Tomado de motorpasion.com
Está claro que es un lujo para muy pocos. Tomado de motorpasion.com

“McLaren asegura que Elva alcanza los 100 kilómetros por hora en menos de tres segundos. Se habla también de un 0 a 200 kilómetros por hora en 6,7 segundos, siendo más rápido que el Senna (el antiguo modelo). Los frenos conservan los discos carbocerámicos del Senna GTR y estrenan pinzas de freno en titanio (1 kilogramo más ligeras que las pinzas del Senna GTR)”, añade motorpasion.com.

La nota explica que el nombre de Elva es un homenaje al fabricante británico cuyos chasis sirvieron de base para los McLaren M1A, M1B y M1C en los años 60, los cuales son los precursores de los McLaren de calle de hoy en día.

Elva, como fabricante ya no existe, y el nombre comercial es ahora propiedad de McLaren.

Motorpasion agrega que al no tener techo y parabrisas , McLaren desarrolló un sistema de gestión activo del aire , el cual funciona automáticamente cuando coge velocidad.

“Este sistema canaliza el aire que entra por una apertura en la parte del frente y lo vuelve a sacar hacia arriba para crear una cortina de aire que aísle los ocupantes”, o sea, para que el viento no afecte al conductor y su acompañante.

McLaren asegura que con esta tecnología, los ocupantes no necesitan usar cascos, pero es recomendable que lo hagan por los elementos que se pueden encontrar al andar prácticamente al aire libre.

Por donde sea vea, la nave es espectacular. Tomado motorpasion.com
Por donde sea vea, la nave es espectacular. Tomado motorpasion.com

Para entrar al carro hay dos opciones: abrir las puertas hacia arriba o bien saltar por encima de ellas.

“De hecho, McLaren lo ha previsto así dotando al Elva de asientos más cortos para poder pasar un pie por encima de la puerta y dejarse caer en el asiento”, informa el sitio web.

En este chuzo dan ganas de irse a la playa. Tomado de motorpasion.com
En este chuzo dan ganas de irse a la playa. Tomado de motorpasion.com