Andrés Mora.8 diciembre, 2019

El defensor catracho Henry Figueroa recibió una lamentable noticia al finalizar el juego de vuelta de la final ante Herediano, ya que le comunicaron que un ser querido falleció mientras él jugaba ante Herediano en el estadio Alejandro Morera Soto.

Figueroa fue titular en los dos juegos de la final de la segunda fase. Fotografía José Cordero
Figueroa fue titular en los dos juegos de la final de la segunda fase. Fotografía José Cordero

El departamento de prensa liguista fue el que confirmó en un primer momento que se trataba de doña Yessenia Salmerón, mamá del jugador; sin embargo, periodistas hondureños, como Eduardo Solano y José Claros, este último director de los programas H Televisión y H Radio, negaron esta versión e incluso lograron conversar con la señora que vive en Nueva York.

Dichos comunicadores, preliminarmente, informaron que quien falleció podría ser doña Digna Salmerón, abuela del defensor, quien fue como una mamá para él pues lo crió.

“Realmente no sabemos si fue durante las dos horas del juego o momentos previos, pero sí tenemos eso entendido. Ya vendrá todo lo que tenga que ver con el permiso respectivo de Henry, es un tema delicado para cualquier persona que pase por este tipo de dolor”, indicó Ferlin Fuentes, jefe de prensa rojinegro, cuando afirmaron que era la mamá del defensor.

Figueroa fue titular en los dos partidos de la final de esta segunda fase ante el Team y al finalizar el partido recogió sus cosas y abandonó rápidamente el estadio.

“Tenemos una semana larga, en las próximas horas el cuerpo técnico estará compartiendo la agenda de la semana, pero al ser larga entonces habría un día libre, me imagino que él estaría viajando (a Honduras). Sabíamos que algo había sucedido pues cuando ingresó después del juego revisó su teléfono celular, se apartó un poco y ya es un tema personal, hubo detalles para con él”, comentó Fuentes.

José Miguel Cubero aseguró que en estos momentos lo más importante para Figueroa es su familia, el fútbol pasa a segundo plano.

“Perder a un ser querido nunca es fácil, más después de perder una final que perdimos de esta forma. Fue poco lo que pudimos hablar con él. Que viaje a Honduras y se quede el tiempo que sea necesario porque entrenamientos y partidos siempre van a haber, la familia debe ser primero. Que venga cuando se sienta tranquilo, el grupo lo va a respaldar y hay compañeros listos para sustituirlo”, dijo el volante.

El primer partido de la gran final del torneo de Apertura será el domingo a las 4:30 p.m. en el estadio Eladio Rosabal Cordero, la vuelta se jugaría ocho días después en el Alajendro Morera Soto.