Deportes

Manudo-brumoso tuvo el honor de pasear a los campeones en carroza por Cartago

Un tráiler Internacional de 1999 fue el chuzo en el que se pasearon los campeones

Escuchar este artículo

En la celebración del campeonato del Cartaginés, en un tráiler, o más bien una carroza, estaban dirigidas las miradas para ver a los monarcas celebrar finalmente luego de una espera de 81 años.

Por esta ocasión en el Chuzo de la Semana nos salimos de lo habitual y quisimos contarles un poco la curiosa historia de esta icónica carroza que fue protagonista directa del festejo.

Don Manuel Enrique Quirós, un brumoso de 34 años, dueño de una empresa de grúas junto a su familia, fue el afortunado conductor que tuvo la tarea de llevar a los campeones por el centro de la provincia.

El choferazo nos contó que él es manudo de equipo, pero cartago de nacimiento y que después de esta experiencia en la que hasta se pudo tomar fotos con la copa se volcó al lado blanquiazul.

“Yo nací en esta provincia a la que amo y no cambio por nada, soy nacido en Taras, toda la vida he vivido acá, hasta lloré viéndolos campeones, por eso me llegó tanto”, nos confesó.

Sobre el chuzo también nos contó unos detallitos sobre el tráiler en cuestión.

“Para la carroza nos basamos en un cabezal de los que usamos en la empresa, tenemos grúas y cabezales, Lumaca nos pidió un cabezal que fuera cómodo para el evento y una carreta que brindará la altura que ellos querían para que la gente no quisiera subirse muy fácil. La altura era 1.50 metros”

“El cabezal es de marca Internacional, del año 1999, es un camión de uso diario, lo usamos para llevar las mismas partes de las grúas telescópicas”, explicó sobre el camión su dueño.

La preparación para la carroza no era solo treparse y ya, Quirós nos contó que desde el lunes ya estaban breteando para chanearla y que estuviera lista en caso de ser necesaria.

“Desde el lunes a mediodía se llevó lo que fue la carreta a Lumaca, que fue quien nos llamó preguntando cuanto les cobrábamos por arrendarles un camión con carreta para hacer la carroza y yo les dije que siendo que era para el equipo del pueblo no iba tener costo, que se la cedíamos como nuestro aporte al equipo”, un detallazo de parte de la empresa.

“Yo la verdad soy manudo, mi papá no le hace mucho al fútbol y mi hermano Manuel José, sí es un cartago envenenado. Yo desde que Cartago llegó a la final me olvidé que era liguista y dije, ‘apoyo a Cartago al mil por ciento’. Nosotros hace un tiempo empezamos a tener patrocinio en el estadio Fello Meza también, desde ahí, incluso, se dio más la pasión por el equipo”, relató.

El miércoles fue un día curioso para él, pues tenía que ver el partido atento por lo que ocurriera, porque si se daba el título tenía que salir soplado para Lumaca en La Lima de Cartago a cumplir como chófer de los campeones.

“Llegué como a la medianoche a Lumaca y en el recorrido duramos como dos horas, lo que costó mucho fue salir de Lumaca porque se suponía que era una sorpresa que los jugadores iban a ir en carroza, luego de llegar en el bus para dar la vuelta y en cuestión de una hora había más de 600 personas ahí, era demasiada la gente”, contó.

A fin de cuentas para este brumoso lo que más le alegra es poder contar que él también fue parte de un hecho histórico para su amada provincia, un recuerdazo que llevará toda la vida.

“Sinceramente es algo que nunca imaginé, que posiblemente no estaba escrito, pero que fue algo muy lindo que me queda como anécdota para mis nietos y para mi currículo de vida”, finalizó.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.