Franklin Arroyo.26 julio

El técnico nacional Henry Duarte está como chiquillo con juguete nuevo con el superproyecto que se traen entre manos unos empresarios porteños con el equipo Marineros de Puntarenas.

El proyecto no solo se trata de un equipo de fútbol que busca ascender a la primera división, sino de toda una estructura deportiva y social que pretende darles una oportunidad a los jóvenes de la provincia en el plano deportivo, social y académico.

Henry Duarte fue el director técnico de todas las seles de Nicaragua e hizo un gran papel. Foto: Archivo.
Henry Duarte fue el director técnico de todas las seles de Nicaragua e hizo un gran papel. Foto: Archivo.

Don Henry, quien es el director deportivo del equipo y con el recargo de director técnico, nos habló de este ambicioso proyecto así como de su salida de la selección de Nicaragua, debido a la pandemia.

–¿En qué consiste el proyecto de Marineros de Puntarenas?

En organizar y crear una estructura deportiva sólida desde las bases, intentando ingresar a primera en el menor tiempo posible, pero no se pretende hacerlo hasta no tener bien consolidada la estructura, por eso hay un proyecto de academias, de ligas menores y establecimos convenios en lugares estratégicos como Osa, Puerto Cortés, Miramar y Esparza, de manera que si se logra ascender se tenga la estructura bien formada para desarrollar los objetivos por mucho años. Es un proyecto que brindará a los jóvenes una alternativa de desarrollo de vida; por eso tenemos alianzas con comités de deportes, municipalidades y universidades. Es una plataforma para jóvenes de escasos recursos.

– ¿En cuánto tiempo pretenden que el proyecto esté consolidado?

En dos o tres años años, cuando tengamos la infraestructura deportiva, que ya se está trabajando y que podamos trabajar en el ascenso como un objetivo más claro. Por supuesto, no nos molestaría si llega antes.

6 años estuvo al frente de la Selección de Nicaragua, del 2014 al 2020

– Entonces, ¿cuál es el objetivo este primer año?

Dedicarnos a montar la estructura, una base con jóvenes que sirva para todo lo que nos proponemos.

–¿Cuándo dice que están trabajando en una infraestructura, se refiere a que van a construir estadio?

Marineros de Puntarenas liga de ascenso
Marineros de Puntarenas liga de ascenso

Se tiene pensando en construir una ciudad deportiva, el proyecto tiene empresarios que ya tienen el terreno y en estos días construimos las canchas de entrenamiento. Se ubicará en El Roble y será la sede del equipo. De momento entrenamos en una canchas llamadas Aremis, en un complejo ubicado en Miramar.

–Usted dice que quieren tener jugadores de Osa, Ciudad Cortés, Miramar y Esparza, prácticamente de toda la provincia. ¿Tienen un equipo de visorías?

Claro, Óscar Salas tiene la parte de Osa, es el director del proyecto de academias y Linafa. También está Junior Alvarado en Puntarenas, en Esparza Ronald “el Carraco” Chávez, en Miramar Erick Corella, en Chomes y en Punta Morales tenemos a Elvin Fonesca. Además en isla Chira a Wiliam ‘Guapo’ (no recordó el apellido); en isla Venado a Ángel Espinoza. También tenemos a Rigoberto Madrigal en Coto Brus y en Ciudad Neily tenemos a otro visor (no recordó nombre), así como a Jonathan Zamora en Cóbano y Paquera. Carlos Gutiérrez es el director de todos.

¿Se busca un equipo con mucha identidad puntarenense?

“Es un proyecto ambicioso, por eso lo acepté”, Henry Duarte, director deportivo Marineros de Puntarenas

Así es, de gente identificada con la provincia y que la familia se sienta involucrada, que sus hijos tengan alternativas de vida, que puedan buscar metas futbolísticas, personales, académicas y culturales. Los empresarios no están para obtener ganancias, es para devolver algo a la provincia de lo que han obtenido de ella.

–¿Van a tener alianzas con universidades o instituciones académicas?

Sí. Tenemos contacto con la Universidad Castro Carazo y otras universidades privadas de Puntarenas. Estamos haciendo alianzas con las municipalidades porque también es beneficioso para ellos. Será gratuito para los niños. No es lucrativo, es para lograr una formación deportiva, educativa y cultural.

–¿Es cierto que no hubo una reacción positiva de Alejandra Ordoñez, presidenta de Puntarenas FC?

-No he tenido conversaciones con ella, pienso que PFC no es un rival, es un aliado para ir en conjunto. Lo que ha habido es una respuesta muy positiva de la población y del comercio del Puerto. La idea era iniciar con el proyecto más abajo, pero se adquirió la franquicia de La U Universitarios, pero no nos hemos vuelto locos, sino que le estamos dando infraestructura a la provincia.

– ¿Le duele aún su salida de Nicaragua?

Me duele, me da nostalgia cuando escucho las noticias, pero debí salir por esa situación de la pandemia. Quería estar cerca de mi país, ya que el covid-19 ataca a cualquiera y quería estar cerca por alguna eventualidad.

– Si lo tientan a volver cuando pase la pandemia, ¿volvería?

- No vuelvo (hizo un silencio)... bueno vamos a ver qué pasa. Al salir fui tentado por selecciones del Caribe y otros clubes fuera de Centroamérica, pero la verdad ya comprometí mi palabra aquí. Este es mi proyecto, pase lo que pase, bueno o malo a nivel deportivo, es mi responsabilidad.