Felipe Arrieta.13 marzo
La Teja
La Teja

Don Martín, hay una frase que su colega Jorge Luis Pinto dice y es muy cierta: “El trabajo no traiciona”.

Yo no dudo que usted trabaje fuerte todas las semanas, es más, sé de muy buena fuente que los jugadores confían en su conocimiento, pero le va tocar trabajar horas extras, buscar en qué está fallando, qué pieza le falta por acomodar y dejar de poner excusas y más importante aún, dejar de pelear con los aficionados.

Usted siempre tiene una excusa para justificar las fallas de su equipo, que el árbitro no pitó un penal, que el gol que nos hicieron estaba en posición prohibida y muchas veces tiene razón, pero un equipo grande tiene que ganar a pesar de esas cosas, hay partidos que se ganan sí o sí, como el de la semana pasada ante la UCR.

Después del juego ante los universitarios usted adelantó que ve imposible ganarle a la Liga por los árbitros, pero yo me pregunto, ¿cómo San Carlos sí pudo meterle tres?, ¿cómo Santos derrotó a la Liga en el Morera Soto?, ¿o será que los árbitros le ayudan a la Liga solo contra Cartaginés?

Esas son excusas para no aceptar y ser autocrítico. Es más, le voy a pasar un datico, en la primera vuelta Cartaginés le iba ganando en el primer tiempo a la UCR 3-1 y al final empatamos 4-4; ante Pérez Zeledón, también en la primera vuelta, al terminar la primera parte íbamos 1-0 y el partido concluyó 1-1. Ante Guadalupe íbamos ganando 1-0 y perdimos 3-2, ante la Liga íbamos 2-0 y perdimos 4-2. Es muy evidente que a usted en el medio tiempo los técnicos rivales le ganan la partida.

Póngase a trabajar en eso y ya deje de estar peleando con aficionados. Usted tiene razón, nadie tiene derecho de faltarle el respeto, pero en su trabajo está expuesto a eso porque aunque usted no lo crea hasta a Pep Guardiola y Jürgen Klopp le gritan cosas en los estadios y usted no los ve haciendo esos papelones.

Le insisto, deje de jalarle tanto el rabo a la ternera y concéntrese en trabajar.