Luis Quirós.7 abril, 2019

Martín Arriola, técnico del Cartaginés, dijo que al principio del partido no se comportaron como debían hacerlo por estar en casa y le sorprendió el trabajo de Carmelita.

“Nos encontramos un partido que no esperábamos. No estuvimos como debíamos en los primeros minutos. Los ataques de ellos (Carmelita) eran a través de transiciones de defensa a ataque y de esa forma nos anotan el gol. Esa era la forma en que jugaban”, expresó Arriola.

El charrúa señaló que con el tempranero ingreso de Paolo Jiménez buscó soluciones y el resultado le dio la razón, así como con la variante de Felipe Chaves, con el cual buscó fortalecer el medio campo, porque estaban siendo predecibles.

Martín Arriola a punto de devolverla al Cartaginés, la presencia en una segunda ronda de torneo mayor. Fotografía José Cordero
Martín Arriola a punto de devolverla al Cartaginés, la presencia en una segunda ronda de torneo mayor. Fotografía José Cordero

A Martín le preocupó la gran cantidad de opciones que se desperdiciaron.

“Posiblemente de las cosas que más me molestó fue la falta de definición. Creo que la clasificación se va a definir por goles. Nos faltó un gol más, ser ambiciosos. Contamos catorce tiros a marco, trescientos cuarenta y cuatro pases y al final terminamos dos a uno. Tenemos que trabajar más en eso y ser contundentes”.

Eso sí, le tranquiliza que sus rivales llegan poco a su marco.

“No nos anotaron ante Guadalupe y Saprissa. Limón nos hizo un gol y ganamos, Herediano solo uno y sacamos los tres puntos con el 2-1 y ahora contra Carmelita también. Todo se mira desde la perspectiva de cada uno. Creo que el cambio del equipo se da a partir de la solidez defensiva y tratar de hacerle daño al rival, lo cual hemos logrado”.

La afición brumosa una vez más presente en gran cantidad para respaldar a a su club, en busca de las semifinales. Foto: Rafael Pacheco
La afición brumosa una vez más presente en gran cantidad para respaldar a a su club, en busca de las semifinales. Foto: Rafael Pacheco

Para el técnico de los brumosos no se puede esperar nada fácil, ni en casa ni afuera en los dos partidos que restan de la fase de clasificación, los cuales son ante San Carlos y Santos.