Deportes

Marvin Solano ve ruda otra remontada histórica como la que logró su Herediano en 2013

Team dio vuelta a serie ante Cartaginés para dejarse título hace ocho años

Herediano necesita una remontada histórica si quiere darle vuelta al 3-0 que le metió Saprissa en el juego de ida de las semifinales, por lo que hablamos con Marvin Solano, técnico que en el 2013 llevó al Team a una de las volteretas más importantes en la historia de los florenses.

En aquel entonces, el Team de Solano cayó 3-1 contra Cartaginés en el primer partido de la final del Apertura 2013 y parecía que finalmente los brumosos se llevarían el campeonato, pero en el duelo de vuelta los rojiamarillos ganaron por el mismo marcador y luego se impusieron en los penales.

Solano ve muy complicado que el equipo de Jeaustin Campos haga lo mismo este domigo a las 7:30 p. m. en el estadio Colleya Fonseca, pero porque sabe que difícilmente al Monstruo se le escapa una ventaja de ese calibre.

Marvin recordó con La Teja cuál fue la estrategia que él usó para que su equipo entendiera que aún tenía posibilidades pese a la adversidad.

“La primera cosa que nosotros hicimos inmediatamente terminó el partido en Cartago fue reunir a los jugadores para decirles que yo saldría a la conferencia de prensa a decir que estamos felices porque el sábado (día que se jugaba la vuelta) se termina el campeonato e íbamos a ser campeones.

“Se planificó toda una estrategia para cambiar eso (el abultado marcador en contra), la afición ayudó mucho en esa oportunidad, hicieron la campaña ‘Yo cr30′, fue un apoyo impresionante, el día anterior al partido hicimos un entrenamiento a puertas abiertas que se llenó, hubo un gran apoyo”.

Solano dice que el plan que tenían salió a la perfección, el cual era asfixiar al rival sin exponerse mucho en la parte de atrás, pero que todos sabían que si a los 15 minutos del segundo tiempo no se había logrado la paridad, no les quedaría más que arriesgar un poco más.

-¿Cree que Herediano pueda remontar como aquella vez?

Esta es una situación en la que derrota es más abultada, este Saprissa me parece un equipo de mucho oficio, tiene líderes en el campo que son los que aportan y juegan más. Herediano tienen muy buenos jugadores, pero siento que a nivel de liderazgo, los de Saprissa influyen más.

Creo que eso marcó diferencia en el manejo del partido del miércoles, en cambio Herediano en aquel entonces de la final tenía aportes de líderes muy importantes con Pablo Salazar, Minor Díaz, Víctor Núñez, hay una diferencia por ahí. Siento que este Saprissa es de más oficio. Además existía una real localía, cosa que ahora no la hay en el Colleya.

-¿Cuáles ingredientes ve para que se repita una situación así?

Es diferente, pero sí creo que en el fútbol sea posible, ha habido muy pocas, pero sí las hay. En el fútbol siempre hay una posibilidad, depende de la estrategia y manejo del técnico. Lo que pasa es que vi un Herediano muy débil en ese partido con Saprissa, debe levantar mucho el nivel, pero no lo descarto.

Lo importante es pensar en ganar, ir paso a paso, ni entrar pensando en el cuarto (gol), sino en el primero, con dos adentro, ya se siente otra cosa y por más líderes, siempre se siente la presión.

-Imagino que no es lo mismo tratar de remontar un marcador así contra Saprissa que contra Cartaginés...

Ese Cartaginés era muy buen equipo, tenía muy buenos jugadores, pero no estaba acostumbrado a lidiar con instancias así. En el aspecto psicológico lo normal es que Saprissa gane el campeonato, en cambio con Cartaginés el estigma es que se cae al final, eso tiene un efecto mental sobre el jugador, en el Saprissa siempre creen que pueden, ahí hay una diferencia clara.

Yo he trabajado en Heredia y Saprissa, se cómo es esa identidad, ese ADN Saprissa del que hablan, además los líderes de este Saprissa son más pesados que los de aquel Cartago.

-¿Cuánto es responsabilidad del entrenador y cuánto de los jugadores en series así?

No, no, el aspecto táctico y de liderazgo del entrenador para mí es fundamental, si los jugadores ven caído al entrenador, van a quedar igual, si lo ven que realmente cree que se puede y les da ese ánimo, es otra cosa. El lenguaje corporal, Jeaustin, por ejemplo, ante Saprissa no estuvo tan activo que cuando iban ganando cinco a cero a Guanacasteca.

Desde ahí juega todo, es responsabilidad del entrenador convencer al jugador que se puede. Yo en aquella final salí a la prensa y dije que no tenía dudas en que íbamos a ser campeones, que estaba convencido y por eso ni quería hablar del partido que acababa de pasar, porque el sábado celebrábamos.

Me la jugué, sino hubiéramos quedado campeones me caía el mundo encima, amigos periodistas me dijeron, ‘te embarcaste, hablaste de más’.

Sergio Alvarado

Sergio Alvarado

Periodista de La Teja, especializado en deportes. Graduado de la Universidad Internacional de las Américas.