Yenci Aguilar Arroyo.Hace 6 días
Medford le sacó el jugo a su paso por la tarima, disfrutó a más no poder. Captura de video.
Medford le sacó el jugo a su paso por la tarima, disfrutó a más no poder. Captura de video.

Un Hernán Medford carajillo, quizás con unos veintitantos de edad, se armó de valor y se subió a la tarima de una discoteca para cantar a galillo pelado “¿qué hiciste abusadora? ¿qué hiciste abusadora?".

El propio Medford publicó un video en su cuenta de Instagram, donde se muestra feliz de la vida cantando y moviendo el esqueleto con la famosa canción del dominicano Wilfrido Vargas, al lado del también exjugador Rolando Fonseca.

En el video se escucha cuando el animador le dice a los entonces futbolistas “y esos dos van para Saprissa” y luego “ay mamacita, ¿qué va a hacer la Liga?”. Los asistentes respondieron a esas frases, unos más felices que otros, como si uno de los dos equipos grandes hubiera ganado una final.

El técnico brumoso conversó con La Teja y dijo no recordar en dónde era la pachanga. De lo que sí está seguro es que estuvo buena y estaba celebrando algo con un grupo de amigos. Reconoció que era la segunda vez que cantaba en público, pues la primera vez lo hizo en canal 6.

"Los jugadores tienen derecho de hacer lo que quieran, cuando puedan, porque para todo hay un momento, no soporto eso de la doble moral”. Hernán Medford, técnico.

“Me gusta subir este tipo de cosas para que la gente se dé cuenta de que uno es común y corriente y tenemos derecho a disfrutar un poquito, es parte del ser humano. Espero que la gente se relajara al verlo y se olvidara un poco de tantas preocupaciones.

"Los jugadores pueden hacer lo que quieran, mientras el tiempo se los permita, porque para todo hay un momento, no soporto eso de la doble moral”, expresó el Pelícano.

Tipí Rogers, cantante de Marfil, confirmó que el grupo amenizó la pachanga esa noche y el lugar donde Medford estaba cantando era la Casa Matute, ubicada por la Corte en Chepe.

"Cuando vi el video que subió Medford me hizo gracia, recordé cuando la gente iba a vernos en vivo. Antes, cuando nos íbamos a presentar a algún lugar lo anunciábamos en los periódicos y los jugadores llegaban cuando podían.

"A Casa Matute íbamos los viernes y sábados, cada 22 días y era un llenazo. Le puedo asegurar que todos los jugadores que veíamos se iban temprano, antes de la medianoche ya no estaban ahí”, dijo entre risas.

Medford recordó sus tiempos mozos bailando al ritmo de Marfil

La cantada no es lo suyo

Medford aparece en el video con un chaine propio de la década de los 90. Camisa negra de manga larga, chaleco, cadenas de plata, arete en la oreja izquierda y un pañuelo sobre la cabeza. Y aunque la cantada no es lo suyo, como él mismo afirmó, aseguró que sí le entra a la bailada.

“Me gusta bailar de todo, antes bailaba más, pero a estas edades ya no tanto”, manifestó.

El entrenador comentó que era un joven normal, que salía con amigos y la pasaba bien, pero cumpliendo las reglas de la casa, pues sus papás son muy estrictos y lo regañaban si no hacía caso.

Hernán mostró sus dotes de bailarín haciendo
Hernán mostró sus dotes de bailarín haciendo "el baile del perrito". Captura de video.

“Mi rendimiento nunca se vio afectado por salir de fiesta. Sabía cuando tenía que hacer las cosas, me podía tomar unos traguitos cuando tenía que ser, sin que nadie me estresara, porque es mi vida privada, mientras que no hiciera nada fuera de lo normal todo estaba bien”, dijo.

El video se lo pasó un amigo hace unos días y desde que lo publicó no ha leído los comentarios.

“No leo comentarios ni a favor ni en contra. Ahora con las redes sociales todos nos debemos cuidar un poco más, pero que nadie me venga con chismes ni jugando de moralistas”, añadió.

Medford finalizó diciendo que en su familia, amigos y los mismos futbolistas del Cartaginés vieron el video.

“Los jugadores no me pidieron que cantara, la confianza no les da para tanto y mis hijas saben que el canto no es el fuerte del papá”, explicó.

El Pelícano no se guarda nada y muestra quién es, no soporta la doble moral de la gente. Foto: Rafael Pacheco.
El Pelícano no se guarda nada y muestra quién es, no soporta la doble moral de la gente. Foto: Rafael Pacheco.