AFP .14 septiembre, 2020
Ney le decía a los árbitros: “¡Racismo, no!”, señalando a Álvaro González. AFP
Ney le decía a los árbitros: “¡Racismo, no!”, señalando a Álvaro González. AFP

Varios jugadores e hinchas brasileños mostraron su solidaridad con Neymar, estrella del París Saint-Germain, quien denunció ser víctima de “racismo” por parte de un jugador español.

La situación se habría dado este domingo en el clásico ante al Marsella, en el cual ‘Ney’ fue expulsado.

“En el deporte no hay espacio para personas que proclaman odio o racismo. No te dejes guiar por el odio, hermano, que sea la paz y la bondad que cargas en tu alma”, escribió Dani Alves, excompañero de Neymar en el PSG y el Barcelona y actualmente en el Sao Paulo brasileño.

"El amor es la única forma de combatir el odio", agregó.

Según imágenes aisladas y difundidas por la televisión francesa Téléfoot, el 10 del PSG se quejó poco después de la media hora de juego ante el equipo arbitral, repitiendo en numerosas ocasiones “¡Racismo, no!”, apuntando a Álvaro González, defensa español del Marsella y encargado de su marcaje en el encuentro que acabó ganando el Marsella 1-0.

Al final del partido, correspondiente a la tercera jornada de la Ligue 1, Neymar fue uno de los cinco jugadores expulsados (tres del PSG y dos del Marsella), en su caso por haber dado un ligera bofetada en la parte trasera de la cabeza de González.

Felipe Melo, defensor del Palmeiras, escribió en twitter: “Hiciste bien, una pena que yo no jugara contra ese racista de m...”.

Melo respondió así al tuit publicado por Neymar una hora después del partido: “De lo único que me arrepiento es de no haber golpeado a ese imbécil en la cara”, escribió el atacante del París.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, retuiteó un mensaje anterior de Neymar, en el que lamentaba que el VAR detectara su agresión, pero no la del “racista”, quien, según dijo el brasileño, lo llamó “mono hijo de p...”.

En Internet se encuentran muchos mensajes de apoyo a Neymar y bastantes personas opinaron que el atacante de la Seleçao hizo bien al golpear al jugador español.

“Estamos contigo Neymar, los racistas merecen eso y mucha más”, escribió @neymarjrdepre.

Otros, sin embargo, criticaron la actitud del jugador.

“Estos insultos son algo que pasa todo el tiempo en el fútbol. Un error no justifica otro error”, escribió @ValnilsonP.

El brasileño fue uno de los cinco expulsados en el clásico francés. AFP
El brasileño fue uno de los cinco expulsados en el clásico francés. AFP
El club lo apoya

“El París Saint-Germain apoya firmemente a Neymar, quien informó haber sido víctima de insultos racistas por un jugador rival. El París Saint-Germain cuenta con la comisión de disciplina de la LFP para investigar y poner luz sobre estos hechos”, indicó el campeón de Francia y subcampeón de Europa en un comunicado.

La comisión de disciplina de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) francesa tratará el miércoles las cinco tarjetas rojas mostradas en el Clásico

Los miembros de la comisión independiente están encargados de determinar el número de partidos de suspensión para Neymar, Layvin Kurzawa y Leandro Paredes del PSG, y Darío Benedetto y Jordan Amavi, del Marsella, todos expulsados en el descuento tras una batalla multitudinaria.

Según el documento disciplinario de la Federación Francesa de Fútbol (FFF) utilizado como referencia por la Ligue 1, un jugador culpable de un “acto de brutalidad o golpe” puede recibir hasta siete partidos de suspensión si el hecho ocurre fuera de una acción de juego, sin desembocar en una lesión.

Ese podría ser el caso para Kurzawa, quien dio un puñetazo en la cara de Amavi, que intentó un gesto similar como respuesta.

El organismo podría tratar también las acusaciones de racismo señaladas por Neymar hacia el defensa Álvaro González.

La comisión puede decidir lanzar una instrucción sobre estos supuestos actos, a partir del informe entregado por el árbitro, apoyándose en las imágenes de televisión.

Todos comportamiento racista puede ser objeto de una suspensión máxima de diez partidos.

El Olympique de Marsella, por su parte, defendió este lunes a su defensa.

“Álvaro González no es racista. Nos lo ha demostrado con su comportamiento a diario desde su llegada al club, así como ya lo han testimoniado sus compañeros de equipo”, escribió el club en un comunicado.