Por: Karol Espinoza.   3 junio, 2018
Doña Ingrid Borbón le aconseja a las señoras salir de la casa, aunque sea a caminar, pero nunca dejar de hacer ejercicio. foto Rafael Murillo

La edición número 14 de la carrera La Gran Manzana se realizó este domingo y hasta Minnie Mouse se apuntó al recorrido que tuvo su salida y meta fue en Plaza Lincoln, en Moravia.

Sobre el asfalto tuvimos el gusto de encontrarnos con doña Ingrid Borbón, una vecina de Heredia y oriunda de Palmar Norte, en la zona sur del país.

Con su traje inspirado en Minnie, personaje de Disney, la deportista de 49 años nos contó cómo se metió en el mundo de las carreras de atletismo.

"Voy a cumplir cinco años de correr, lo quise hacer porque mis hijas se hicieron grandes, empecé a criar al nieto (Francisco, que este año sale de sexto grado), me divorcié y conforme cumplía más años, me iba a entrando tristeza y una hija me dijo que hiciera algo", recordó la simpática señora.

Fue así como decidió retomar el deporte que practicó años atrás. Actualmente, además del atletismo, doña Ingrid va a clases de zumba.

Sobre el por qué corre vestida como Minnie Mouse, esto nos contó.

Borbón le sabe poner color y sabor a las competencias. foto Rafael Murillo

"Empecé primero con tutús, yo me los hacía. Después, no sé por qué, me atrajo Minnie, me gusta mucho por lo chispa y coqueta que es y así me pagué a hacer un traje rojo y otro rosado, cada uno costó ¢49 mil", recordó la ama de casa, quien hasta se pone unas orejas parecidas a la del querido personaje animado.

Los trajes los empezó a utilizar desde hace cuatro años, en una carrera en paseo Colón y ahora está esperando que le tengan listo uno de color amarillo que, por cierto, le salió más barato, espera estrenarlo el próximo domingo en la carrera de la Leche.

El apoyo de los hijos o de los más chiquitos de la casa siempre es una gran motivación. foto Rafael Murillo

Además del deporte, doña Ingrid viaja de semana por medio al sur del país para visitar a sus papás, que ya están mayorcitos.

Este domingo corrió los ocho kilómetros de la Gran Manzana e hizo un tiempo de una hora y 8 minutos.

"Les digo a las señoras que hagamos algo siempre, que hagamos ejercicio. Yo también hago zumba, cardio, me mantengo activa. Les recomiendo que no se queden en la casa, que salgan, que hagan caminatas por el barrio, pero hay que hacer algo", insistió.

Borbón dice que durante las carreras los chiquillos le dicen "Minnie" o "Mimi" y hasta la vacilan diciéndole que la prueba está ruda o que corre más gracias a los años compitiendo.

"Eso nos da el ejercicio: energía, fuerza, permite bajar peso y grasa. Ahora paso feliz, contenta", finalizó esta Minnie todo terreno.