Franklin Arroyo.11 enero

El clarividente Minor Khayyan la sacó del estadio con su profecía, pero lo más rudo es que su visión tiene altísimas probabilidades de hacerse realidad.

Panamá nos pintó la cara dos veces en Costa Rica, el año pasado, con jugadores locales. Foto: Rafael Pacheco
Panamá nos pintó la cara dos veces en Costa Rica, el año pasado, con jugadores locales. Foto: Rafael Pacheco

“Desafortunadamente, la selección nacional no clasificará para el próximo Mundial (Catar 2022) y su entrenador será destituido tardíamente”, es la predicción de Khayyan, experto en interpretar los astros.

Khayyan augura un año negro para la Tricolor, y lamentablemente su profecía ya se la huelen muchos aficionados que han visto con desilusión el accionar del equipo de todos al mando de Ronald González, quien no ganó un solo partido en el 2020.

Hay que hacer la salvedad que la clasificación de la Sele no se define este año, sin embargo, cuando termine este 2021 habrá disputado ocho partidos de catorce, pero el camino en esta octogonal ya irá adelantado para la segunda parte de la eliminatoria. Además, Khayyan no habla de un año en particular, enfatiza: “la selección nacional no clasificará”.

Al consultarle al seleccionador sobre la predicción de Khayyan, comentó que se debe dejar el pesimismo de lado.

“No creo en el hombre, creo en Dios que fue Él quien me puso en este puesto y estoy dando lo mejor de mí para que en medio de este panorama tan complicado las cosas sucedan”, enfatizó Ronítal.

“La calidad del jugador nuestro no se compara con la calidad de los que jugadores que están jugando en países de alto nivel competitivo”, Julio Bustos, analista.

“Recuerde que no estuve en este puesto desde el principio y que heredé el equipo con un año de trabajo y varios partidos. Ocho días antes de empezar la Liga de Naciones tuvimos que armar el equipo y he intentado hacer lo mejor. He sido honesto con mi trabajo, pero entiendo y conozco este medio, sé que necesitamos ganar para dar tranquilidad”, añadió el seleccionador.

González agregó que su meta y objetivos los tiene muy claros y que por esa razón es que la Federación confió en él.

“La competencia para la que me contrataron es para ir al Mundial de Catar y vamos por ese objetivo que empieza en setiembre, de ahí en adelante todo lo pongo en manos de Dios. Creo en los jugadores que tenemos”, añadió el estratega.

Panorama nublado

El analista de fútbol, Julio César Bustos, y el abogado y periodista deportivo Amado Hidalgo, interpretan que la visión de Khayyan no está pegada del cielo, lamentablemente.

Rónald González y el futbol nacional tendrán un duro año 2021. Foto: Rafael Pacheco
Rónald González y el futbol nacional tendrán un duro año 2021. Foto: Rafael Pacheco

Bustos destacó que no es culpa de Rónald González, sino de que a Costa Rica le agarró tarde para hacer el recambio generacional y mientras hoy nuestros jugadores legionarios están en la MLS, y algunas ligas europeas no tan competitivas, otros países como México, Estados Unidos, Jamaica, así como Panamá y Honduras tienen futbolistas en ligas de mucho mayor nivel.

Según Bustos, el talento joven que poseen México y Estados Unidos, Costa Rica no lo tiene en estos momentos. Además, destacó que los otros países, con los que tendríamos que luchar por el boleto y medio disponibles, (porque se da por un hecho que los dos primeros boletos son para México y EE.UU.) empezaron con el recambio antes que nosotros.

Bustos citó jóvenes que ya están dando de qué hablar como Alphonso Davis de Canadá, figura en el Bayern Múnich de la Bundesliga; los estadounidenses Giovanni Reyna (Borussia Dortmund), Weston McKennie (Juventus), Tayler Adams (Leipzig), Josh Sargent (Werder Bremen), Sergiño Dest (Barcelona) y Chrsitian Pulisic (Chelsea), por citar solamente algunos.

 Weston Mckennie y Christian Pulisic dos jugadorazos de la nueva generación gringa. AFP.
Weston Mckennie y Christian Pulisic dos jugadorazos de la nueva generación gringa. AFP.

No dejó de lado a jugadores panameños como al portero Luis Mejía en el Nacional de Uruguay; Amir Murillo (Anderlecht de Bélgica), Harold Cummings en la Unión Española de Chile, Alberto Carrasquilla en Cartagena (segunda de España) y otros. Además agregó que Jamaica está lleno de legionarios que militan en ligas importantes y que Honduras no se ha quedado atrás.

Según Bustos, el panorama tico es sombrío y se puede rajar con Keylor Navas en el PSG de Francia, Joel Campbell en el León de México y Óscar Duarte en el Levante de España.

“Ellos compiten en esas ligas, tienen presencia y hacen bien las cosas. La mayoría de nuestros legionarios están en la MLS que no tiene el mismo nivel y en donde paran el campeonato en junio-julio, cuando se necesita que los jugadores estén activos”, explicó.

Amado Hidalgo, abogado y periodista deportivo, también ve un panorama oscuro para la Sele y lleno de incertidumbre.

“No hay muchos motivos para ser optimista porque venimos, no del último año, sino de muchos años atrás, con la necesidad de un cambio generacional y dejar de depender de los jugadores del Mundial del 2014, quienes ya no están para salvarnos”, explicó.

“Para mí, México y Estados Unidos van a caballo en relación con nosotros y el resto de Centroamérica y no sabemos qué pueda conjuntar Rónald González con los jóvenes que asoman, pero que tienen poca experiencia”, añadió Hidalgo.

El también analista comentó que salvo Keylor, Campbell y Duarte, los demás militan en la MLS o en ligas de poca calidad de Europa.

A morir

Bustos considera que la base de la Tricolor está en la MLS y al hacer un repaso se da cuenta que no se podrá competir de tú a tú contra las dos selecciones del norte, por lo que apenas alcanza para jugarse el boleto con otras cinco selecciones de más peso de la confederación.

“Pueden estar Giancarlo González y Kendall Waston, Waylon Francis (ya un poco veteranos), Julio Cascante y Francisco Calvo, pero ellos no van a parar a un McKennie o a un Adams”, adelantó Bustos para citar unos ejemplos.

El Tata Martino tiene más jugadores de donde echar mano que Rónald González. AFP
El Tata Martino tiene más jugadores de donde echar mano que Rónald González. AFP

Hidalgo, por su parte, considera que es injusto achacar toda la responsabilidad a Rónald González.

“Ese cambio no lo tenía que hacer él y menos ahora ni en el último año, que fue un año perdido por la pandemia. Cuando trajeron a Gustavo Matosas era urgente ese cambio. No hubo un jugador que resaltara, salvo uno o dos, porque todo lo demás se echó a la basura”, dijo.

Amado está preocupado porque los últimos cinco goleadores del torneo nacional han sido jugadores veteranos y se agudiza la ausencia de figuras jóvenes que destaquen como centrodelanteros.

El último año el goleo quedó en manos de Marcel Hernández, quien es cubano, el anterior se lo llevó Christian Bolaños con 36 años y Álvaro Saborío (hoy con 38 años) sumó tres torneos como máximo goleador.

Bustos agregó: “No hay prospectos. Los jóvenes siguen sin estar preparados, pero ya a los veteranos se les acaba el combustible.

“Christian se fue a Noruega porque empezó a hacer goles aquí y llamó la atención. Se fue y ya viene para acá. Iba a ayudar al equipo a no ir a segunda y no lo consiguió y no fue titular en todos los partidos. ¿Por qué no se lo dejan para que juegue en segunda? Ahora viene acá y le va a alcanzar otra vez, pero ya está veterano, ya va saliendo”, insistió Bustos.

Hidalgo comentó que en el último torneo destacaron algunos jóvenes, pero considera que todavía son una incógnita.

“Están verdes, necesitan más tiempo para consolidarse como figuras de la selección”, agregó.

Con las predicciones de Khayyan y los análisis de Bustos e Hidalgo, todo apunta a que veremos el Mundial sin Costa Rica en el país petrolero. Solo un milagro y un viraje de los astros nos podrían salvar...

Alphonso Davis es titular en el Bayern Munich. Canadá no es fácil como muchos piensan. AFP
Alphonso Davis es titular en el Bayern Munich. Canadá no es fácil como muchos piensan. AFP