Deportes

Mourinho le mete picante al juego ante el Real Madrid

Este martes se juega la final de la Supercopa de Europa

José Mourinho calentó el ambiente en la víspera de la Supercopa europea entre su Manchester United y el Real Madrid al decir que le interesaría contar con Gareth Bale si el equipo merengue ya no lo considera una pieza vital.

El técnico portugués declaró que el que Bale juegue o no este martes en Skopje capital de Macedonia, en el duelo entre los campeones de la Liga de Campeones y de la Liga Europa, indicará cuál es la posición del galés en el equipo español.

"Si juega, será una confirmación de que está en sus planes" , dijo Mourinho. "Pero si no figura en sus planes, yo estaré a la expectativa del otro lado y me fajaría con otros técnicos que también tratarían de quedarse con él", señaló el polémico luso

Cristiano Ronaldo, por otro lado, se reincorporó al Real Madrid tras tomarse unos días para preparar su presentación ante un tribunal que analiza si evadió impuestos o no.

Mourinho está tratando de devolver al Manchester  United  a los primeros planos después de varios años sin títulos importantes. la Europa League fue más bien un premio  de consolación para un equipo acostumbrado a pelear la Liga de Campeones.

El entrenador se quedó sin el eje de su ataque, Zlatan Ibrahimovich, que sufrió una fea lesión en abril, por lo cual Manchester  no le ofreció una extensión de su contrato, y se desprendió también de Wayne Rooney, transferido al Everton.

El nuevo referente del ataque es el belga Romelu Lukaku, comprado al Everton.

El volante del United,  Juan Mata, dijo que la planilla de Real Madrid es superior a la de su equipo.

"Estamos hablando del campeón de la Liga de Campeones. Es el equipo a vencer. Tienen un gran equipo. También ganaron la Liga española", manifestó Mata.

"La brecha no es tan grande. Pero es uno de los mejores equipos del mundo, junto con Barcelona y Bayern de Múnich. Aunque considero que Manchester United está también en ese nivel" , agregó.

Macedonia está caliente

A medida que aficionados de ambos clubes llegaban a Macedonia, las autoridades locales dijeron que habrá más de dos mil policías velando por el orden, quienes tratarán de evitar la venta de entradas en el mercado negro.

Los visitantes se están encontrando con precios por las nubes para los alojamientos en hoteles y viviendas privadas. Algunos propietarios de casas piden hasta $1.750 (¢1 millón) por una noche.

El partido se jugará bajo un intenso calor. Se pronostican 38 grados centígrados  y las autoridades recomiendan a la gente, sobre todo menores y ancianos, que no estén afuera al mediodía.

Parte de Macedonia está bajo un estado de emergencia por grandes incendios forestales.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.