AFP .24 enero, 2019

A tres semanas del duelo de octavos de la Liga de Campeones contra el Manchester United, el delantero estrella del París SG, Neymar, podría estar iniciando una nueva pesadilla al confirmarse que se le reactivó una dolorosa lesión del dedo pequeño del pie derecho.

Neymar está confiado en que su lesión pasará rápido. (AP Photo
Neymar está confiado en que su lesión pasará rápido. (AP Photo

“El tratamiento dependerá de la evolución en los próximos días” y “deben contemplarse todas las opciones terapéuticas”, anunció el PSG en un comunicado.

La prensa francesa no ha tardado en reaccionar: "París tiembla", titula el deportivo L'Equipe.

Pero a pesar de todo, Neymar se mantiene esperanzado y en una historia de Instagram, en portugués, dejó todo en las manos de Dios.

"Que tu voluntad se cumpla, Dios", escribió el delantero, junto a una foto de uno de sus muslos con el siguiente texto: "1% de suerte, 99% de fe". Neymar se considera un devoto cristiano evangélico.

El brasileño, de 26 años, solicitó el remplazo poco antes de la hora de juego en el partido de dieciseisavos de la Copa de Francia contra el Estrasburgo (2-0) en el Parque de los Príncipes, en París, después de haber clavado el pie derecho en el césped.

En un primer momento intentó volver a jugar, pero después se rindió a la evidencia y salió del terreno de juego, cojeando ligeramente y tapándose los ojos, llenos de lágrimas según los testigos.

El brasileño lo intentó pero no pudo regresar al fútbol. (AP Photo/Michel Euler)
El brasileño lo intentó pero no pudo regresar al fútbol. (AP Photo/Michel Euler)

“Ney está preocupado, porque es otra vez el mismo pie, el pie derecho, en el mismo punto”, comentó el entrenador del club parisino, Thomas Tuchel, en rueda de prensa.

Hasta ahora, Neymar brillaba en las estadísticas: 20 goles y 10 pases decisivos en 23 partidos, entre todas las competiciones.

Si el año pasado tenía además la perspectiva del Mundial de Rusia, que pudo finalmente jugar con la Seleçao, este año tiene al final de la temporada europea el reto de ganar la Copa América, que se juega precisamente en su país.