Sergio Alvarado.20 diciembre, 2017
Dos Santos, junto al técnico Rubén Israel, está detrás de cada paso que dan los erizos en las prácticas. Foto: Graciela Solís.
Dos Santos, junto al técnico Rubén Israel, está detrás de cada paso que dan los erizos en las prácticas. Foto: Graciela Solís.

Intensidad, dureza y mucho esfuerzo son apenas tres de los componentes que caracterizan el estilo de trabajo del nuevo preparador físico de Alajuelense, el uruguayo Nicolás Dos Santos, quien trae a mecate corto a los jugadores en los entrenamientos.

Sus primeros días de brete se han visto marcados por prácticas bastante explosivas, donde los futbolistas erizos no han tenido tregua, como lo presenció La Teja el martes pasado.

“Así se resume muy bien, buscamos intensidad, en este periodo del año buscamos sumar volumen de trabajo. Tenemos que tener en cuenta que el calendario será muy exigente, porque jugamos prácticamente todas las semanas miércoles, domingo y eso no nos permite agregar crecimiento físico durante la temporada, eso nos lleva a que sean estas las dos últimas semanas para mejorar”, explicó el sudamericano.

Los liguistas no quieren perder tiempo, porque con plazos tan cortos entre cada partido no hay espacio para meterse en trabajos específicos, solo para recuperación, por lo que esta “minipretemporada” es vital, explicó Dos Santos.

Dos Santos y el técnico Israel se conocieron en los años 90 en Uruguay. Foto: Graciela Solís.
Dos Santos y el técnico Israel se conocieron en los años 90 en Uruguay. Foto: Graciela Solís.

“Estamos aumentando mucho el volumen de trabajo en el que, además de la intensidad, buscamos aumentar la cantidad y calidad, es algo que nos caracteriza”, destacó Nicolás.

El preparador conoce al técnico Rubén Israel desde que trabajan juntos en Uruguay, tienen muchos años juntos y se formaron en una dupla que ha dado resultados en muchas partes.

“Físicamente encontré bien al equipo, nosotros no solo evaluamos la condición física de manera separada, cuando digo bien me baso en que hay una muy buena actitud, los chicos están con deseos de entrenar, se ve que hay un compromiso importante”, comentó Dos Santos

Una de las cosas que destacan es que desde que arranca la semana, tienen todo un esquema definido de qué se hará por día para llevar un orden en el cronograma de trabajo. Todo está claramente supervisado por él, quien es el que dirige buena parte de las prácticas.

El nuevo preparador apretó bastante a los manudos en sus primeros días de brete. Foto: Graciela Solís
El nuevo preparador apretó bastante a los manudos en sus primeros días de brete. Foto: Graciela Solís

“Nuestro trabajo nos ha llevado a estar en diferentes lugares y poder ver que el equipo cuenta con canchas sintéticas, naturales e híbridas es algo que los mejores clubes del mundo quisieran y solo algunos tienen. Es una maravilla para nosotros tener tanto espacio para trabajar”, agregó Nicolás.

En los entrenamientos del cuerpo técnico charrúa usan más de un estilo de campo, por lo que las instalaciones de los manudos en Turrúcares les ayudan en eso, pasar de un estilo de cancha a otra dentro de un mismo entrenamiento, depende de lo que exija cada tipo de trabajo.