Luis Quirós.6 junio

No importa cuándo leas esto: Marcel Hernández mantiene vivo a Cartaginés en su aspiración por clasificar a la siguiente ronda del torneo.

El goleador cubano marcó dos goles en los primeros cinco minutos del partido contra Limón, suficientes para terminar venciendo a una Tromba que descontó para el 2-1 final.

Con estos dos pepinos, Marcel alcanzó a Christian Bolaños en la cima del goleo del Clausura tras llegar a 14 goles.

El peleado triunfo pone a los de la Vieja Metrópoli en la cuarta posición, a la espera de lo que pase en el enfrentamiento entre Guadalupe y Jicaral de este domingo.

Los josefinos son quintos, a tres puntos de Cartago y los peninsulares son sextos, a cuatro puntos de zona de clasificación.

Volviendo al partido en el Ebal Rodríguez (Limón debió ser local en Guápiles por suspensión), el árbitro Allen Quirós pitó el inicio del partido y ya Marcel estaba celebrando el primer gol.

José Sosa soltó un leñazo de tiro libre que no pudo controlar Dexter Lewis y el rebote le quedó al isleño que bajó la pecosa con el pecho y definió pegada al palo para el 1-0 apenas al primer minuto.

Marcel Hernández iniciando la celebración en uno de sus dos goles logrados este sábado en el Ebal Rodríguez contra Limón FC. Foto prensa del Cartaginés.
Marcel Hernández iniciando la celebración en uno de sus dos goles logrados este sábado en el Ebal Rodríguez contra Limón FC. Foto prensa del Cartaginés.

En un abrir y cerrar de ojos, Hernández ya estaba en la esquina, con los brazos extendidos celebrando su doblete personal.

Era el minuto 5 cuando Diego Estrada frotó la lámpara para entregarle un exquisito servicio al cubano que remató de derecha, Dexter la desvió con el pie, pero con tan mala suerte que el rebote le quedó al matador para el 2-0.

Aquello olía a goleada de escándalo.

Lewis se levantó y formó una rueda con sus compañeros, había que despertar o sino se iban a llevar una goleada histórica y parece que el jalón de orejas del experimentado portero sirvió, porque después de eso la Tromba se despabiló.

La potencia de José Sosa en el remate de distancia y sus corridas por la izquierda, punto alto en el Cartaginés, frente a Limón. Foto prensa del Cartaginés.
La potencia de José Sosa en el remate de distancia y sus corridas por la izquierda, punto alto en el Cartaginés, frente a Limón. Foto prensa del Cartaginés.

Luis Fernando Fallas, tras semejante repasada, movió el banquillo apenas al minuto 21 para ingresar a Jesús Chaves, quien más adelante daría sus frutos en el marco contrario.

Eso sí, antes de la reacción de los locales, el silbatero no pitó un claro penal al minuto 40 cuando Derrickson Quirós derribó en el área a Christopher Núñez.

El primer tiempo se fue y Cartaginés estaba cumpliendo con su obligación meterse en la zona de la fiesta grande del campeonato.

El segundo tiempo inició con un Limón agresivo, porque en el minuto 46, una jugada por la izquierda de Yuaycell Wrigth terminó con un servicio a la boca del marco rival, donde apareció Jesús Chaves para anotar de taquito el 2-1.

Ahí empezó a oler a Cartagada...

Hernán Medford no paró de dar indicaciones, para que sus jugadores no se despistaran contra Limón FC. Foto prensa del Cartaginés
Hernán Medford no paró de dar indicaciones, para que sus jugadores no se despistaran contra Limón FC. Foto prensa del Cartaginés

Ese gol pellizcó a Limón que, bajo un fuerte aguacero, comenzó a encontrar huecos en la zona defensiva del Cartaginés, obligando a Medford a meter tres figuras de refresco, como Edder Solórzano, Diego Sánchez y Ronaldo Araya.

Hernán leyó bien la mejenga, porque los cambios le dieron un nuevo aire a su club, quitándole ritmo al trabajo caribeño.

Otro que le ayudó a Cartaguito fue el clima, porque se vino un baldazo tremendo, con rayería incluida que obligó a detener la mejenga unos minutos cuando faltaban cinco minutos para el pitazo final, ya que hubo un apagonazo de luz.

Kevin Arrieta fue de las variantes de inicio que utilizó el Pelícano Medford en el Cartaginés y cumplió muy bien. Foto prensa del Cartaginés.
Kevin Arrieta fue de las variantes de inicio que utilizó el Pelícano Medford en el Cartaginés y cumplió muy bien. Foto prensa del Cartaginés.

Luego de 15 minutos de espera, el juego se reanudó, pero el marcador no se movería más.

Cartaginés sacó la tarea y ahora necesita ganarle el miércoles a Guadalupe para regresar a unas semifinales, algo que no hace desde el Invierno 2014.