Deportes

OPINIÓN: El equipo que nació grande engrandece su centenario

La Liga y el Saprissa deberán prestar mucha atención a las grandes cosas que está haciendo el Team

Escuchar este artículo

La gran lección del equipo que nació grande es fuerte y clara para los otros clubes grandes, en especial para la Liga Deportiva Alajuelense y el Deportivo Saprissa, dos instituciones en momentos difíciles y con el gigantesco ego de sus aficiones por el suelo.

El Club Sport Herediano, nacido en 1921, culminó la celebración de su centenario con su título 29.

El primer tetracampeón tico, hazaña lograda en 1933, es la envidia de sus vecinos de la provincia de Alajuela quienes vieron como la teja de años se festeja alzando la copa. Y eso duele.

También dieron una lección a sus vecinos del cantón de Tibás en el sentido de que la motivación y el ADN con el que ganaron la 36 son importantes, pero no lo son todo.

Se requiere trabajo y más trabajo, los parches hasta ahora le habían alcanzado al Moradito, Juan Carlos Rojas, pero este triunfo del club rojiamarillo y la forma en que lo consiguió, destapa que el presidente morado tiene la urgente y vieja deuda de renovación, de cambio generacional, ya que el arma emotiva había sido suficiente, pero ya esa fórmula se agotó. Para su mala suerte, el gran Christian Bolaños, con el ADN saprissista más puro, no es inmortal ni tiene un clon.

Del lado rojinegro, los manudos deben aprender del Team que no todo es plata, ni fichajes bomba. Más que finanzas infladas necesitan ADN, corazón rojinegro, un camerino sano, más hombres que nombres, muchísima humildad, menos bulla y cacarear lo importante. El planeta fútbol no gira en torno a su pequeño mundo.

Los directivos de Alajuelense y del Saprissa deben dejar de ver lo que está haciendo su archirrival para copiarlo o envidiarlo, deben dirigir sus miradas hacia lo que sí está haciendo, y muy bien, el glorioso Team.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.