.25 enero
Los goles del brumoso Byron Bonilla los veríamos por TigoSport. Ojalá las cableras se pellizquen y por fin ofrezcan FUTV y Tigo juntas. Fotografía: Cartaginés.
Los goles del brumoso Byron Bonilla los veríamos por TigoSport. Ojalá las cableras se pellizquen y por fin ofrezcan FUTV y Tigo juntas. Fotografía: Cartaginés.

¡Qué flaca memoria!

Todo este domingo, tanto Jorge Martínez como Pablo Guzmán, de Teletica y de Repretel, juntitos en FUTV, se la pasaron llorando en las transmisiones porque el presidente del Club Sport Cartaginés, don Leonardo Vargas, coquetea con Tigo Sports y está cerca de firmar con esta empresa.

Después de luchar porque el club de la Vieja Metrópoli tuviera una planilla competitiva, de meter otra vez al equipo entre los cuatro grandes, buscó una empresa de televisión que le diera su lugar, ya que económicamente se siente maltratado, según declaraciones a La Teja.

Todos tenemos derecho de buscar lo mejor. Sin embargo, el Club Sport Cartaginés tiene contrato con el canal del zanate hasta el 2024.

Posiblemente el presidente brumoso busca moverle el piso a FUTV y presionarlo para recibir más cariño. Otra jugada al irse con Tigo es empatar la bronca legal que tienen ambas empresas en los tribunales.

No olvidemos cuando Martínez se llenaron la boca en el momento en que el Team pasó a Teletica después de darle la espalda a Tigo, en otra irregular ruptura de contrato aún sin resolver.

En ese entonces Jota no lloró ni se rasgó las vestiduras. Debemos ser coherentes, el público no es tonto, además aclaro: NO defiendo a Tigo y no tengo por qué hacerlo, de hecho en la cablera que pago ni siquiera puedo ver los partidos cuando los equipos de Tigo son locales.

Aprovecho la coyuntura para decirles a las cableras que se pellizquen, porque Tigo sí emite los partidos de la competencia y como cliente eso me molesta montones al estar pagando por un servicio incompleto.