Deportes

OPINIÓN: Goodbye Ronítal. Ojalá EE.UU. nos haga el favor

La Selección debe recuperar la mentalidad ganadora. En medio de la pandemia necesitamos algo de circo, de distracción y el fútbol es una buena opción.

Qué feo cuando uno como aficionado desea que su equipo, en este caso la Selección Nacional, pierda para ver si por fin las “mentes billantes” de la Federación abren los ojos y ven en lo que se ha convertido el que llaman el equipo de todos (cuando les conviene) y el desastre que está por venir.

Es un sentimiento incómodo, de antipatriota, pero ya son diez partidos sin saborear un triunfo, por eso una derrota más, en el fogueo de este miércoles ante Estados Unidos, y ojalá de manera contundente, tal vez haga al presidente del club de amigos, Rodolfo Villalobos, caer en razón que como dirigente ha cosechado otro fracaso y se encamina al desastre total en complicidad con Ronald González, Douglas Sequeira (fatal en el preolímpico de Guadalajara) y Mauricio Solís.

Entre más dure Ronald en el puesto, más tiempo se habrá perdido para enderezar el rumbo. Y dejémonos de carajadas, una buena elominatoria mundialista hacia Catar 2022 serviría de gran escape para un pueblo futbolero agobiado por la pandemia de malas noticias.

Sí, un poco de circo es necesario, no caería nada mal, y el fútbol nos lo da. La Selección debe recuperar la mentalidad ganadora y enviar un mensaje de optimismo, tan necesario, de que los obstáculos se pueden superar.

El mensaje de Ronald es muy pobre, lastimero, desalentador, tiene apenas un 25% de rendimiento desde setiembre del 2019 y suma un “récord” de diez partidos sin ganar.

Solo ha ganado una vez, en el ya muy lejano 14 de noviembre del 2019 ante la “poderosa” Curazao, ha empatado siete veces y perdido cinco. Urge cargarnos de buena vibra en tiempos tan difíciles.