Deportes

OPINIÓN: La lamentable carrera de Rodolfo Villalobos

Lo legal y lo moral no siempre corren juntos. Y fue inmoral el mensaje que envió el presidente de la Fedefútbol a todos los que están en vilo por la Seleccción

No puedo iniciar sin ofrecer, de entrada, disculpas a don Luis Antonio Sobrado por la comparación que haré con Rodolfo Villalobos, presidente de la Fedefútbol.

Sobrado a partir del 16 de diciembre dejará su puesto, por renuncia, como magistrado y presidente del TSE.

Se aleja del cargo por ser cuñado de Ana Lupita Mora, candidata a la vicepresidencia del partido Costa Rica Justa.

Aunque el Código Electoral le habría permitido conservar el cargo y el salario durante seis meses, alejándose temporalmente de la campaña política, por un asunto moral Sobrado dejará una brillante carrera de 22 años en la prestigiosa institución.

Por otro lado, tenemos a Villalobos, quien en medio de la profunda crisis de la Selección Mayor fue a echarse una carrerita a Nueva York el pasado domingo.

Claro que es su vida privada, claro que puede hacer lo que le dé la gana, pero el mensaje de Villalobos, como jupa de la Fedefútbol en momentos en que el rancho está ardiendo, es inmoral. Lo legal y lo moral no siempre van de la mano y esa es la gran lección de honestidad que nos da don Luis Antonio Sobrado.

Desde que se suspendió el campeonato, la Sele es la preocupación de todos los que amamos el fútbol y guardamos una esperanza, aunque leve, de ir al Mundial del 2022 y cada detalle cuenta.

Y el líder, que obviamente no tenemos, debería estar 24/7, en solidaridad con los que deberán partirse el alma bajo el intenso frío de Canadá y luego regresar a fajarse contra los catrachos.

Lejos de eso, ese “líder” pasó subiendo fotos en Facebook celebrando el puesto 5308 en la carrera.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.