Deportes

OPINIÓN: Puntarenas hizo lo “fácil”, el reto es mantenerse enfocados como señala el faro

La responsabilidad socioeconómica del Puntarenas F.C. va mucho más allá de lo que ocurra en la cancha.

En este mismo espacio, hace unos días, mostré mi parcialidad y mi optimismo abogando para que Puntarenas, en la serie contra Carmelita, volviera a tener un equipo en primera división.

Felicito a los dirigentes por el titánico esfuerzo, a don Horacio Esquivel por su excelente manejo y escogencia del grupo, por la mezcla de naranja con limón y me alegro montones por todos los porteños.

Sin embargo, ascender fue lo más “sencillo”, el reto ahora es guiarse por la luz que brota del faro que está en la punta para mantener muy claro el enfoque; solo se necesitan una cuantas decisiones apresuradas para que todo se empiece a hundir luego de tanto sacrificio para salir a flote.

Ahora, más que nunca, las aguas deben estar tranquilas para tomar decisiones porque el asunto va más allá del fútbol, más allá de ganar, empatar o perder.

La Perla del Pacífico urgía de un equipo en la máxima categoría para motivar a los niños y jóvenes, para que se llenen de fútbol y se involucren en él, para que el turismo se reactive, para que el Lito Pérez se inunde de aficionados y no solo cuando lleguen la Liga y Saprissa.

La responsabilidad socioeconómica que tiene el Puntarenas F.C. va mucho más lejos de lo que hagan los once jugadores en la cancha cada jornada y es una responsabilidad que se magnifica por representar una zona llena de talento pero maltratada por la pobreza, las drogas y la delincuencia.

Elementos agravados por una pandemia que no se ha ido, por una invasión rusa a Ucrania que no sabemos cuánto tiempo más va a durar y que nos golpea.

El grito de “¡Puerto, Puerto!” debe retumbar en todos los niveles de la Perla del Pacífico porque todos están en el mismo barco.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.