Sergio Alvarado.18 junio, 2019
El pequeño Alejandro espera conocer pronto el estadio que se llama igual a él. Foto: Cortesía./ Montaje Francella Zamora.
El pequeño Alejandro espera conocer pronto el estadio que se llama igual a él. Foto: Cortesía./ Montaje Francella Zamora.

Don Angelo Morera, un carnicero de las Juntas de Abangares, se dará este martes un lujo que muy pocos manudos pueden: celebrar el centenario de su querido equipo al lado de nada más y nada menos que de Alejandro Morera Soto.

No crea este fiebrazo, de 37 años, hará una sesión espiritista para resucitar al Mago del Balón o que pondrá un holograma en su casa para proyectar su imagen, sino que pasará el día al lado de su pequeño de tres y años medio que se llama igual que el ídolo liguista.

En Costa Rica, según los registros del Tribunal Supremo de Elecciones, solamente existen tres personas con el nombre Alejandro Morera Soto, uno de ellos es este chiquitín guanacasteco, otro es un alajuelense de 30 años y el último, el conocido por todos, que falleció el 26 de marzo de 1995.

Nos dimos a la tarea de buscar a los otros dos y fue cuando dimos con don Angelo, el padre del pequeño Alejandro, quien nos confesó que desde que se casó con su esposa, Crista Soto, hace doce años, él ya sabía como se llamaría su primer hijo varón.

“Yo a ese niño lo tenía planeado como desde hace diez años, tuve una hija primero y ese era el nombre que tenía, pero como nació niña tuvimos que cambiar, pasamos diez años, mi hija pedía una hermanita, pero tuvimos un chiquito y entonces aprovechamos la oportunidad”, contó el tata.

Alejandro y su papá, Angelo son inseparables y muy manudos. Foto: Cortesía.
Alejandro y su papá, Angelo son inseparables y muy manudos. Foto: Cortesía.

El niño se bautizó como Angelo Alejandro, pero a él le gusta llamarlo por su segundo nombre por esa ilusión que siempre tuvo, además que no lo esconde, es muy manudo y es un honor para él que el estadio rojinegro se llame igual que su hijo.

“Llamarlo así es algo muy bonito, es un niño que fue muy planeado y muy deseado, muchos amigos míos cuando vieron en redes sociales que iba a tener un varón de una vez me ponían, ‘de fijo se va a llamar igual que el estadio de la Liga y cosas así’ "

A cuidarlo que no “se desvíe”

En la casa al pequeño Ale le gusta andar pateando una bola de fútbol y a cada rato se le escucha gritar ‘Liga, Liga’, pero el tata tiene que estar muy atento, porque resulta que su hija mayor, Tiffany, se hizo morada por su abuela materna.

La chiquilla anda pulseando ahora que su hermanito se haga saprissista, lo que para su papá suena como algo totalmente incomprensible.

“Cuando esté un poco más grande lo llevaré al estadio que lleva su nombre para que lo conozca”, Angelo Morera
A padre e hijo les gusta sentarse a ver los partidos de la Liga, para inculcando en el pequeño el cariño al club. Foto: Cortesía.
A padre e hijo les gusta sentarse a ver los partidos de la Liga, para inculcando en el pequeño el cariño al club. Foto: Cortesía.

“Es que usted sabe que alguien se llame Alejandro Morera Soto y sea morado, eso suena rarísimo”, nos contó hasta con cierto temor.

“Mi hija es la que está tratando de volcarlo y le dice cosas, pero la mamá, aunque también es saprissista, no se mete en eso y más bien regaña a la chiquita cuando lo quiere inducir a eso y le dice que no lo obligue a nada”, explicó,

Don Angelo también está en pie de lucha por el lado de la abuela materna, quien también es morada y es la que convive con los niños mientras él trabaja. Por eso no falla en sentarse con él a ver partidos y hablarle del León.

“Más adelante, cuando ya esté un poquito más grande, planeó llevarlo al estadio para que lo conozca y ya se meta un poquito más con el equipo. Yo a él ya lo tengo bien hablado que el estadio le va a gustar bastante, si hasta se llama igual que él”, detalló el tata.

Padre e hijo visitarán la estatua del Mago del Balón. Foto: Shirley Vásquez.
Padre e hijo visitarán la estatua del Mago del Balón. Foto: Shirley Vásquez.

Al vivir bastante lejos de La Catedral, a ellos les cuesta un toque ir al estadio, Angelo suele ir como una vez al año junto a sus hermanos y aunque el León ande de capa caída hace rato, él afirma que es de los que no abandona y se ilusiona con celebrar pronto.

Aprovechamos y le dimos un bolado a don Angelo para cuando visite la Ciudad de los Mangos con su pequeño, ir a conocer la estatua del tocayo de Ale, ubicada en el parque Palmares, a unos 300 metros del estadio.

“Hay muchas personas que no saben bien quién fue don Alejandro, solo saben que así se llama el estadio, pero si se dieran cuenta realmente de quién era, todo lo que consiguió en su vida como futbolista y como persona les cambiaría un poco su visión”, dijo.

En unos añitos, los planes están hechos, para que Alejandro Morera Soto vuelva entonces a su casa.

El Mago del Balón
Uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol costarricense fue don Alejandro Morera Soto, bautizado como el Mago del Balón, máximo ídolo de Alajuelense y cuyo estadio fue bautizado en su honor en 1961. Según el libro Historia, de lucha pasión y goles debutó en la primera división con solo 16 años. Además de jugar en la Liga, defendió los colores del Barcelona de España, equipo en el anotó 68 goles en tres temporadas y con el Hércules de Alicante en España. Además fue diputado y gobernador de la provincia de Alajuela en la década de los 60.