Deportes

Papá de Jossimar Alcócer explica cómo trabajan a los cachorros en el CAR

Juveniles manudos han lucido bien ante ausencia de algunos estelares

Los cachorros manudos ya dieron el primer paso, debutaron en primera y eso no los asustó, ahora sigue lo más rudo, mantenerse con los pies en la tierra y demostrar que tienen condiciones para brillar en la Liga.

Ante Jicaral, el martes pasado, Aarón Suárez y Doryan Rodríguez marcaron los dos pepinos erizos, mientras que el sábado contra Guadalupe Jossimar Alcócer y de nuevo Suárez también anotaron.

Otros chamacos como Fred Cedeño, debutaron la semana pasada, mientras que caras más conocidas como Ian Lawrence y Brandon Aguilera también tuvieron acción, todos de buena manera.

Para conocer de cerca a la nueva camada de leones hablamos con el papá de uno de los cachorros, don Oldemar Alcócer, papá de Jossimar.

El señor conoce muy bien este grupo de jóvenes, su hijo está en la Liga desde que tenía nueve años, en todo este tiempo conoció a los cachorros ya sea como rivales o compañeros en diversas divisiones menores, por lo que sabe bien las capacidades de todos.

De feria súmele, que el asistente técnico manudo, Harold Wallace, dirigió a muchos de ellos en la selección sub-15 y sub-17 por lo que conoce muy bien sus características. El buen rendimiento de los güilas no es pura casualidad.

“Acá hay mérito una parte de Luis Marín en ponerlos y en la misma institución porque ellos han invertido mucho en nombres y traer a jóvenes de calidad. Conozco muy bien a Brandon que era de Carmelita, a Aarón Suárez que era de Saprissa, igual que Santiago Van Der Putten, Doryan que es de Orotina, ellos llegaron al momento que sembraron y ahora están recogiendo las cosechas.

“Ya ellos tienen con qué pelear y jugar en primera. En el caso de Jossimar siempre fue seleccionado sub-15, tuvo a Harold Wallace y a Douglas, jugó torneos de Uncaf, de Concacaf, torneos en Estados Unidos, son jugadores que no les va a pesar la camisa porque a su edad ya tienen mucha espuela. Ya las vitrinas de un estadio lleno no se los come”, explicó el vecino de Santa Cruz, Guanacaste.

El sábado don Oldemar pegaba brincos al ver el primer gol de su chamaco en primera división luego de salir de titular por segundo partido seguido, en los que demostró sus buenas condiciones como un jugador encarador, rápido y avispado.

“Yo calculo que ha como están jugando estos muchachos les da para pelear y que se codeen con Barlon Sequeira y cualquiera de ellos y peleen un lugar. Al final el entrenador es el que decide y se respeta, pero ellos han demostrado que tienen personalidad y calidad”

“Es muy buena experiencia para ellos, jugar con jugadores como Bryan Ruiz, Marcel y ¿cómo es que ellos lo están mostrando? en los partidos, no les quedan grandes”, agregó.

Con confianza

A Alajuelense y al director deportivo erizo, Agustín Lleida, le han cuestionado el por qué no reforzó el equipo en ofensiva ante la salida de jugadores como Jurguens Montenegro. Él respondió que tiene confianza en lo que hay en el Centro de Alto Rendimiento (CAR) y que le darán chance a los jóvenes.

Luis Marín fue enfático el sábado después del triunfo ante Guadalupe en que los chamacos tendrán una cuota importante para el apretado calendario manudo, este martes, por ejemplo, los cachorros fueron convocados para jugar en Pérez Zeledón por lo que posiblemente sumarán más minutos.

Para don Oldemar, el tiempo puede terminar dándole la razón a Lleida y espera que en el club no quiten el dedo del renglón con una generación que puede darle muchas satisfacciones a los manudos, como confiesa es él y casi toda su familia.

“Él (Lleida) sabía bien que es lo que va metiendo a la primera, no son apuestas a ver qué salía, él conoce muy bien a los jugadores, lo que tiene en el CAR y lo que pueden dar. Por eso cuando juegan se ven bien. Agustín sabe muy bien, por ejemplo, que tiene la sub-15 de la Liga y que es un equipo potente”

“Lo que quiso hacer Agustín es agarrar lo mejor que había en liga menor hasta de otros equipos y pulirlo, Aarón, Brandon, Jossimar, Ian Lawrence todos jugaban en equipos diferentes. En las ligas menores en Costa Rica si no hay nadie que meta mano se pierde, los ponen en primera un partido y chao, no se vuelven a ver, en la Liga están muy atentos a esos detalles” explicó.

Para don Oldemar, el aficionado manudo puede esperar mucho de este grupo pronto.

“Es un equipo que viene de un proceso largo, hace rato juegan juntos, se han acompañado en todo este rato, se conocen muy bien y eso ayuda mucho, por lo que ahora les toca daer este paso”.

Los cachorros están respondiendo a las expectativas con ellos, les dan oportunidades reales, confianza, los conocen bien, la pecosa está de su lado que sigan por ese camino.

Sergio Alvarado

Sergio Alvarado

Periodista de La Teja, especializado en deportes. Graduado de la Universidad Internacional de las Américas.