AFP .16 junio, 2018

La Selección de Perú volvió a disputar este sábado una mejenga en un Mundial, después de 36 años de ausencia, pero un penal desperdiciado por Christian Cuevas se encargó de apagar la fiesta.

La falla de Cuevas dolió en el alma, porque le permitió a Dinamarca ganar el juego 1-0 y meter a los peruanos dentro de un zapato.

Al parecer la mala fortuna persigue a los incas en el Mundial, ya que sumaron siete mejengas sin ganar al hilo. Las tres primeras en la segunda fase de Argentina 1978, 3-0 ante Brasil; 1-0 contra Polonia y 6-0 frente a Argentina. Luego en España 82, en la fase de grupos empataron 0-0 contra Camerún, 1-1 ante Italia y Polonia los despachó con un contundente 5-1.

Christian Cueva (izq) es consolado por su compañero Miguel Araujo Blanco, al fnalizar el juego Pérú-Dinamarca en el mundial. El joven inca voló el penal que en ese momento significaba la ventaja para su selección AFP
Christian Cueva (izq) es consolado por su compañero Miguel Araujo Blanco, al fnalizar el juego Pérú-Dinamarca en el mundial. El joven inca voló el penal que en ese momento significaba la ventaja para su selección AFP

El único gol del partido lo consiguió en el minuto 59 Yussuf Poulsen, mientras que Christian Cueva voló en mil pedazos el chance de arrancar con triunfo, al fallar un penal que el árbitro señaló gracias a la asistencia del VAR en el minuto 46 del primer tiempo.

“El VAR está ahí para que las cosas sean justas. Si se utiliza será bueno, porque no se perdió mucho tiempo. Hubo debate, pero se manejó correctamente, aunque los perjudicados fuimos nosotros”, dijo el técnico de Dinamarca, el noruego Age Hareide.

El técnico admitió que Perú sacó muy poco de este partido y que seguramente merecía más, pero destacó que así es el fútbol.

El danés Yussuf Yurary Poulsen, celebra su primer gol en mundiales y que marcaría el triunfo de su país por la mínima contra Péru. AP
El danés Yussuf Yurary Poulsen, celebra su primer gol en mundiales y que marcaría el triunfo de su país por la mínima contra Péru. AP

“Son un excelente equipo y quizá en el próximo partido tengan más suerte”.

Los europeos tuvieron el control del encuentro en la primera media hora, al llevar la iniciativa y contener muy bien el juego ofensivo de los peruanos.

Coincidiendo con los mejores minutos de los nórdicos, llegó la jugada que hubiera puesto en ventaja a los peruanos, pero Christian Cueva patió la pecosa de forma horrible y malogró la oportunidad, por lo que cuando terminó la mejenga se puso a llorar como un chiquito.

Los daneses aprovecharon el regalo y armaron un contragolpe que culminó con un pase de Christian Eriksen a Yussuf Yurari Poulsen para que este superara la salida del portero Gallese al 59.

El seleccionado danés y su afición festejaron en grande, la victoria contra Perú, en el inicio para ambos en el Mundial de Rusia. AFP
El seleccionado danés y su afición festejaron en grande, la victoria contra Perú, en el inicio para ambos en el Mundial de Rusia. AFP