Andrés Mora.16 junio

Muchos padres guardan en su mente y en el corazón los primeros pasos de sus hijos o las primeras palabras, pero Nelson Argüello jamás olvidará lo que vivió en junio del 2019.

El 2 de junio se realizó la primera edición de la Recreativa Los Reyes MTB Puro Motor en Hacienda los Reyes, en La Guácima de Alajuela y su pequeño le marcó la vida.

La imagen habla por sí sola, el gran momento de Nelson y Matías. Foto: Cortesía
La imagen habla por sí sola, el gran momento de Nelson y Matías. Foto: Cortesía

Esa era la primera vez que Matías, de 8 años, competía formalmente en una carrera. Ambos debían recorrer 10 kilómetros y pedalearon con uniformes iguales, uno al lado del otro durante todo el recorrido.

Ese día Nelson tuvo una sensación que jamás había sentido, después de 22 años dedicado al deporte de los pedales.

“Yo como papá me siento superorgulloso de que le guste el ciclismo y se vincule a algo que uno hace. No hay una sensación más gratificante que haya sentido que esa”, confesó el feliz papito.

Cifra: 8 años tiene Mati y ya se tiró 10K en la bici.

“Fue completamente diferente, porque los dos íbamos con el uniforme del equipo, era su primer evento con chip, era muy formal. Esta experiencia jamás se me va a olvidar en la vida. Ir pedaleando y ver cómo hacíamos para bajar, porque yo lo jalaba con una linga. Verlo sortear las bajadas fue increíble, imagínese cómo hace un chiquito para bajar una pendiente de 25 grados y en su primera competencia”, señaló con el pecho inflado de orgullo este tata deportista.

“Nunca sentí lo que ese día plasmé en mi cabeza, fue increíble verlo pedaleando a la par mía en las bajadas y las subidas”, agregó.

Cuenta Nelson que Matías iba bien armado, porque pidió llevar una mochila con hidratante y antes de empezar dijo que esperaba que fuera una aventura diferente.

Además, Mati era el menor de todos los 370 ciclistas inscritos.

Nelson aprovechó minutos antes de la competencia para darle algunas indicaciones a su pequeño. Foto: Cortesía
Nelson aprovechó minutos antes de la competencia para darle algunas indicaciones a su pequeño. Foto: Cortesía

“Fue muy lindo ver que íbamos pasando a otras personas, nunca se quejó a pesar de que la temperatura era muy alta. En la carretera tenía que ir un protegiéndolo. Lo mejor de todo es que él fue quien me dijo que quería ir”, comentó.

“Ese equipo es una pasión, pasamos compitiendo y que mis hijos estén ahí, no me lo creo”, papito orgulloso.
Equipo familiar.

Matías y Nelson forman parte del equipo Zéfal Bike Team, que es parte de la empresa que tienen de distribución de artículos para los amantes del deporte de los pedales.

En Zéfal también participan sus otros hijos Camila y Nelson Andrés; únicamente Fabiana salió quitada para los pedales.

“Desde que les hicimos los uniformes les dije que eran parte del equipo, con Matías empezamos con una bibicleta chiquitica, luego se le compró una grande y ahora quiere una con cambios. Los dos (Mati y Nelson) empezaron a andar en bici en la casa y a competir entre ellos y es algo muy bonito, porque nunca se les impuso”, recordó.

Equipazo Zéfal, entre familia y amigos se armó bonito. Foto: Cortesía
Equipazo Zéfal, entre familia y amigos se armó bonito. Foto: Cortesía

“Camila participa en todos los eventos y es como la madrina del equipo. Ella nos da una asistencia completa en carretera y cuando llegamos. Ese equipo es pura pasión, pasamos compitiendo y el hecho de que mis hijos estén ahí, no me lo creo”, contó.

El pacho de la carrera que hizo Mati es que quedó cansadísimo y entonces le pidió a sus tata que ojalá la próxima carrera se hiciera un sábado para descansar el domingo e ir pura vida a la escuela el día siguiente.

En estos momentos el padre y sus hijos ya están pensando cuál será la próxima competencia.