Franklin Arroyo.27 diciembre, 2020

Alexander ‘Pikiko’ Sandoval, un experimentado formador de ciclistas, decidió seguirle los pasos al finado Parmenio Medina y se metió de lleno en el objetivo de rescatar la historia de la Vuelta Ciclística a Costa Rica.

Alexander 'Pikiko' Sandoval quiere que el ciclismo, tan de moda, tenga más repercusión y se conozca su historia. Alexander Sandoval
Alexander 'Pikiko' Sandoval quiere que el ciclismo, tan de moda, tenga más repercusión y se conozca su historia. Alexander Sandoval

Pikiko se dedicó a recopilar cuanta información le caiga de la vuelta para hacer un libro con el que pretende completar la historia de esta famosa competencia costarricense.

Pero el hombre no se queda ahí, ya que, además, se dedicó a contar la historia de este deporte mediante podcast (archivos de audio) en diferentes plataformas, como Spotify, Souncloud y otros. Allí cuenta algunas de las cosas que se ha encontrado durante su investigación.

Para buscar los podcast tan solo se debe poner el nombre ‘En contrameta’. Los audios duran unos 20 minutos cada uno.

Pikiko retoma una labor que inició Parmenio Medina, quien había sacado un libro en el que abarcó las primeras 21 ediciones, de 1965 a 1985.

Después de eso, el periodista y apasionado del ciclismo costarricense, Ronny Sánchez continuó la labor de Parmenio y escribió la historia de las vueltas entre 1986 y 1993. Lamentablemente, ambos fallecieron y nadie continuó con su labor hasta que llegó Pikiko.

Equipo del Tienda El Globo, conformado por Juan de Dios Castillo, Luis Ramírez, Carlos Bermúdez y Olman Ramírez (qdDg). Foto: Alexander Sandoval
Equipo del Tienda El Globo, conformado por Juan de Dios Castillo, Luis Ramírez, Carlos Bermúdez y Olman Ramírez (qdDg). Foto: Alexander Sandoval

Ahora, este fiebre de las cletas no sale de la Biblioteca Nacional, donde saca los datos que le ayuden a darle vida al nuevo libro y que permitirá completar la información de las vueltas a Tiquicia, hasta el año 2019. Recordemos que la edición del 2020 fue cancelada debido a la pandemia.

“Tengo dos pasiones, el ciclismo y la historia. Soy graduado en el Centro Mundial de Ciclismo en Suiza y del Centro de Entrenamiento Olímpico de Colorado en ciclismo. Por el lado de la historia soy autodidacta. Me gusta la cultura general e investigar de dónde vienen las cosas. Es como una obligación saber de todo”.

A raíz de eso, Pikiko decidió juntar sus dos pasiones en un solo proyecto que terminó de formarse durante la pandemia.

“Busqué lo de Parmenio y lo de Ronny, quien murió de un ataque cardíaco en Turrialba mientras cubría la vuelta. Él escribió la continuación de lo que Parmenio había hecho y la dejó hasta 1993, edición que ganó Adrián Víquez”.

Pikiko está tan afilado con el tema que dice que nadie podrá conseguir información sobre las vueltas del 94, el 2000 o 2005, porque en la Federación no llevan los registros, situación que también lo impulsó a investigar para cubrir esos huecos históricos.

En la investigación, Pikiko recurre a fotos como esta. Foto: Alexander Sandoval
En la investigación, Pikiko recurre a fotos como esta. Foto: Alexander Sandoval

“Yo me inicié en 1985 (en ciclismo) y soy testigo de todo lo que ha pasado. Le dije a mi esposa tengo ganas de hacer esto y como con la pandemia se cayó el negocio de los entrenadores, me puse a investigar”, dijo.

Él recuerda mucho la vuelta del 93, pues fue la primera que trabajó como parte del equipo de El Globo, a la par de José Antonio Herrero.

Parmenio Medina fue el primero en escribir de la historia de la Vuelta a Costa Rica. Foto: Archivo.
Parmenio Medina fue el primero en escribir de la historia de la Vuelta a Costa Rica. Foto: Archivo.

También dijo que se ha encontrado curiosidades que también plasmará en el libro.

“Por ejemplo, en la vuelta de 1974 Rodolfo Vitela de México hizo una vuelta muy exitosa. Ganó la General, las Metas Volantes, los premios de Montaña y la clasificación por equipos, con México, pero además, hizo la famosa contrarreloj del 30:30”.

Pikiko colaboró con un dirigente de los más destacados del ciclismo nacional, José Antonio Herrero. Foto: Alexander Sandoval
Pikiko colaboró con un dirigente de los más destacados del ciclismo nacional, José Antonio Herrero. Foto: Alexander Sandoval

Según Pikilo, esa contrarreloj era una etapa que iba de la Marcial Fallas a la iglesia de Tarbaca y se hizo famosa por ese récord pues pasaban muchas vueltas y nadie bajaba la marca.

“Fue hasta 1994 que el colombiano Raúl Gómez pudo bajar ese tiempo. Me llamó mucho la atención”, dijo.

Alexander dice que el ciclismo se ha puesto de moda por causa de la pandemia, pero que lamentablemente nadie se da a la tarea de profundizar en la historia.

“Lo que quiero es rescatar esa adrenalina, esa fuerza que hemos dejado ir y una manera es haciendo un documento donde podamos rendir homenaje a atletas como Luis Ovidio Vargas, Carlos Palacios, Miguel Badilla, Marquitos Fonseca, José Manuel Soto. Una vez, un prospecto en una entrevista para radio no sabía quién era Carlos Bermúdez (ganó una vuelta siendo novato en 1987), eso no puede ser. Tenemos referentes”, dijo.