Franklin Arroyo.12 septiembre

El planteamiento que usó Jafet Soto le dio una manita a Johnny Chaves para que este siguiera siendo el técnico de Pérez Zeledón.

Los Guerreros del Sur sacaron tres puntos importantísimos este sábado en su casa tras vencer 1-0 al Team.

“No lo pensé dos veces para darle. Le había prometido un gol a mi abuelo y se dio”, Gabriel Leiva, Pérez Zeledón.

Fue un triunfo guerreado, donde Pérez hizo cambios en la formación titular y en la propuesta, pues regaló la iniciativa al rival para poder atacar en los momentos precisos y así logró la única anotación del partido que, dicho sea de paso, fue un señor golazo.

Néstor Monge fue pieza clave en el triunfo de este sábado ante Herediano. Foto: Cortesía
Néstor Monge fue pieza clave en el triunfo de este sábado ante Herediano. Foto: Cortesía

Un detalle que llamó la atención apenas empezó la mejenga y que vale la pena destacar antes que cualquier cosa fue la camisa de Keyner Brown.

El defensor puso en su camisa “No al racismo” en el espacio donde generalmente va su apellido, un recordatorio a una lucha que siempre es bueno apoyar.

Regresando a la mejenga, los florenses manejaron la pelota casi que los 90 minutos, pero comenzaron perdiendo a la mitad del primer tiempo (a los 23 minutos) con un pepino de Gabriel Leiva.

Néstor Monge filtró un pase entre líneas a Leiva, quien controló despuecito de la media cancha, se dio vuelta, dejó picar el balón y sacó un trallazo que se metió en el marco de Esteban Alvarado.

El portero se estiró, pero solo para hacer lucir mucho mejor el golazo.

Jafet se desesperó por remontar y empezó a hacer cambios a lo loco.

Los primeros dos (de los cinco que hizo) fueron apenas a los 30 minutos, cuando sacó a dos hombres peligrosos como Nextalí Rodríguez y Gerson Torres para meter a John Jairo Ruiz y a Berny Burke.

Desde ahí la cosa no pintaba nada bien para los rojiamarillos.

Mientras que los generaleños se agazaparon aún más atrás, esperando encontrar claros para ir con velocidad arriba, sin desordenarse atrás.

Los heredianos, aunque eran dueños de la pelota, no transformaban ese dominio en jugadas de peligro y las únicas dos tuvieron a Jonathan McDonald de protagonista.

La primera fue una chilena que ni contó porque le pitaron jugada peligrosa y la segunda un centro rastrero de Yendrick Ruiz que el portero Guido Jiménez le anticipó al Bigmac.

Yendrick Ruiz del Herediano estuvo bien marcado por los guerreros del sur. Fot0: Cortesía
Yendrick Ruiz del Herediano estuvo bien marcado por los guerreros del sur. Fot0: Cortesía
Amarrado

En el segundo tiempo el Team quiso, pero los Guerreros se metieron entre ceja y ceja no dejar ir los tres puntos que los sacarían del último lugar del grupo B.

A los 52 minutos, el Team tuvo una de las más claras para empatar, cuando Keisher Fuller desbordó por la derecha, centró y McDonald apenas tocó el balón a boca de jarro, pero Jiménez evitó el gol con una reacción felina.

Los guerreros respondieron con una subida de Denis Castillo por la derecha, al minuto 57.

El generaleño centró, Mitchell pifió y la pecosa le quedó a Navarro que tiró con todo, pero Alvarado, figura en varias oportunidades, respondió como los grandes.

El Team lo intentó, pero parecía que era de esos días en los que por más que jugaran 180 minutos, la bola no les iba a entrar.

De feria, el Team se vio afectado por la tarjeta roja de su capitán Esteban Granados, quien se ganó la expulsión en dos jugadas en un minuto por faltas sobre Hernán Fenner y luego sobre Daniel Villegas.

Herediano se salvó porque Fuller también debió ser expulsado por una artera entrada a Anthony Mata, pero el árbitro, quien hasta se llevó la mano al bolsillo de atrás, se arrepintió de camino y solo le mostró la amarilla.

Dentro de la loquera que le agarró a Jafet, también sacó al Bigmac y a Yendrick, para meter a Arturo Campos y a Jordy Hernández, pero ninguno de los cambios le dieron resultado.

Incluso, más bien casi les meten otro golcito, pues faltando 10 minutos para el final, Hernán Fenner, quien también llegó de variante, puso a prueba a Alvarado, quien se tuvo que fajar para detener un remate incómodo, rastrero y esquineado.

La última del partido la tuvo Heredia, cuando Hernández desbordó por la derecha y envió un centro alto que despejó la defensa y le quedó a Campos que tiró fuerte, pero Jiménez detuvo sin problemas.