AFP, Oporto.9 junio

Portugal se convirtió este domingo en el primer campeón de la Liga de Naciones de Europa al imponerse 1-0 a Holanda en la final de ese nuevo torneo continental.

Un disparo desde fuera del área de Gonçalo Guedes, al minuto 60, le dio el título a la selección lusa, tres años después de alzar la Eurocopa de Francia 2016.

CR7 sumó un trofeo más a su enorme colección. AP
CR7 sumó un trofeo más a su enorme colección. AP

Quince años después de caer en casa en la final de la Eurocopa 2004, Portugal logró su segundo torneo continental para alegría de su público en el estadio do Dragao de Oporto.

También es el segundo trofeo continental para Cristiano Ronaldo, que le podría dar puntos para un eventual sexto Balón de Oro.

Aunque salió con más ganas la selección holandesa al césped del estadio del Oporto, moviendo el balón y presionando a un Portugal más vertical.

Los locales intentaron de inicio el balón largo en busca de Cristiano Ronaldo, la referencia en ataque de los lusos, pero pronto adelantaron su presión, dificultando la salida de los rivales.

Con William Carvalho muy pendiente de Frenkie de Jong en el centro del campo, le costaba a los holandeses progresar, mientras atrás Virgil Van Dijk y Matthijs de Ligt tenían que multiplicarse ante las llegadas de los lusos.

Los portugueses volvieron a amargar a los holandeses. AP
Los portugueses volvieron a amargar a los holandeses. AP

Avisó pronto Bruno Fernandes con un disparo cruzado que detuvo Jasper Cillessen, quien volvió a lucirse para parar un remate de cabeza de Cristiano.

El portero del Barcelona fue un héroe para su equipo en la primera parte, en la que Portugal volvió a evidenciar la falta de gol que arrastra en sus partidos.

Holanda también contaba con ocasiones, pero el mayor peligro venía por el lado local.

A la media hora, apareció de nuevo Bruno Fernandes, uno de los hombre más activos de la selección portuguesa, soltó un disparo desde la frontal que despejó Cillessen a tiro de esquina y repitió con otro disparo que se fue fuera por poco.

Con Holanda ahogada, un disparo cruzado de Cristiano Ronaldo detenido por el meta holandés dio paso al descanso.

Quiso pero no pudo

Anulada durante buena parte del primer tiempo, Holanda salió con más ambición tras la pausa.

Quincy Promes, goleador en la semifinal ganada a Inglaterra (3-1), entró por Ryan Babel y Donnie Van de Beek por Steven Bergwijn.

Pero entonces llegó el gol portugués: Bernardo Silva se metió en el área y dio un pase atrás, a la frontal del área, donde apareció Gonçalo Guedes para soltar un disparo ajustado al palo izquierdo de Cillessen, para delirio de los miles de aficionados lusos presentes en el estadio del Oporto.

El gol, que llegó cuando Portugal empezaba a notar el esfuerzo desplegado durante el partido, supuso un giro en el desarrollo del encuentro.

El técnico Fernando Santos ve celebrar a la estrella del conjunto luso. AP
El técnico Fernando Santos ve celebrar a la estrella del conjunto luso. AP

Portugal empezó a dar un paso atrás y a defenderse, dejando el balón a los holandeses, que empezaron a llegar más.

Así, un cabezazo de Memphis Depay a bocajarro se encontró con una buena atajada del portero luso Rui Patricio.

Con los locales metidos atrás buscando la salida al contragolpe, Holanda se hizo con el control del balón y del juego, pero con más voluntad que eficacia.

Lo intentó Marten de Roon con un disparo lejano que se marchó fuera, ante un Portugal que en el último cuarto de hora no dudó en defender su gol de ventaja.

Con un equipo luso muy encerrado, los visitantes probaron en los últimos minutos meter balones al área buscando aprovechar la envergadura de sus jugadores, pero los locales lograrían aguantar para llevarse el trofeo.