Franklin Arroyo.4 agosto

Jair Llantén, preparador físico de los Toros del Norte, asegura que el atacante Álvaro Saborío está en gran estado de forma.

El ariete, quien acaba de firmar con Alajuelense, ha hecho todos los trabajos con el grupo que hacía San Carlos, sin ninguna diferenciación y acaba de actuar en un partido, durante 70 minutos, de gran forma.

Según el preparador físico, Saborío está por encima del promedio de los jugadores a nivel físico . Fotografía José Cordero
Según el preparador físico, Saborío está por encima del promedio de los jugadores a nivel físico . Fotografía José Cordero

Para que Saborío esté en ese estado, tienen mucho que ver sus condiciones naturales, las cuales son de un superatleta, dice Llantén.

“En este periodo que está anda en gran forma, viene de jugar el partido de setenta minutos con un buen rendimiento”, dijo.

La experiencia del jugador y la buena comunicación que pueda tener con el cuerpo técnico son circunstancias que ayudan mucho a Saborío.

“Hay que manejarlo, desde luego, pero un jugador con más edad tiene más experiencia en su trabajo y él mismo aprende a cómo regularse y uno como preparador físico debe tomar en cuenta eso”.

Se refiere a que si el jugador indica que está fatigado, o que no descansó, se toman las precauciones del caso.

“La experiencia juega un papel más importante que la condición física. La comunicación que él tenga se respeta, él maneja sus cargas, pero nunca tuve dificultades en ese aspecto con Álvaro”, comentó.

“Lleva cuatro semanas trabando, esta era la quinta y trabajó sin inconveniente. Hacía el trabajo que hacían los demás”, añadió.

Explicó que si le saben manejar esas cargas, está en condiciones de actuar todos los partidos. Y eso dependerá mucho de lo que quiera el técnico.

Hasta una chema personalizada le tenían al matador fotos John Durán
Hasta una chema personalizada le tenían al matador fotos John Durán

Agregó que en los tiros de esquina en contra, Sabo baja a defender y luego sube, está acostumbrado al juego físico porque es muy fuerte y esos elementos se toman en cuenta en la recuperación, que ya no es igual en un joven de 25 años que en uno de 38.

Dijo que no hubo ninguna queja o referencia relativa a alguna lesión en el tiempo que lo tuvo.