Por: Sergio Alvarado.   13 marzo
Salas volvió al primer equipo de Alajuelense para este campeonato luego de un año con las divisiones menores. Foto: Jeffrey Zamora.
Salas volvió al primer equipo de Alajuelense para este campeonato luego de un año con las divisiones menores. Foto: Jeffrey Zamora.

La salida inesperada del técnico Rubén Israel de Alajuelenseantes antes del inicio del torneo de Clausura, le abrió una inesperada oportunidad al preparador físico del conjunto rojinegro, Johan Salas.

Al principio, el profesional no formaba parte del cuerpo técnico rojinegro porque el profe uruguayo llegó con Nicolás Dos Santos, quien se encargaría de la preparación física del cuadro manudo.

Cuando don Rubén confirmó que no volvería a Costa Rica por problemas de salud, Salas volvió a la formación titular del cuerpo técnico rojinegro del que había salido en las épocas de Benito Floro y Wilmer López.

"Él que menos tenía opción de llegar a trabajar con la primera división era yo, porque estaba el profe Nicolás y ese puesto era suyo, pero la vida da esas chispas de buen augurio y las cosas se acomodaron. Ahora estoy viviendo uno de mis mejores momentos en cuanto a rendimiento deportivo", indicó Salas.

Al tener una oportunidad de esta clase, Johan se decidió sacarle provecho a la gran experiencia que tiene Dos Santos en el tema de la preparación física. Salas comentó que ha conocido técnicas muy novedosas al lado del charrúa.

2016 año en el que llegó al club Salas
Salas llegó a la Liga en el Torneo de Invierno 2016 junto al argentino José Giacone. Foto: José Cordero.
Salas llegó a la Liga en el Torneo de Invierno 2016 junto al argentino José Giacone. Foto: José Cordero.

"Lo que he aprendido con el profe en este tiempo, es como si hubiera avanzado unos 20 años, especialmente en el manejo del grupo, así como de cargas de trabajo y de la orientación que nos da a todos. No encontraría la palabra describir la ayuda que me ha dado, pero si ha sido un momento magnífico, maravilloso", explicó Johan.

Los erizos realizan trabajos físicos grupales e individuales y todos tienen manejos diferentes por lo que el equipo siempre se ve muy entero en los cierres de los partidos.

"Esto es un trabajo muy especializado y personal, ya que el rendimiento del jugador es individual, pero el beneficio es colectivo. Saber manejar la recuperación en un torneo tan corto es la clave para que nuestros jugadores estén tan bien al minuto 90.

"La metodología de entrenamiento del profesor es una novedad en el grupo, él es un maestro en la preparación física", destacó Salas.

Lecciones como las del partido de la fecha cuatro ante Pérez Zeledón en la que se hicieron muchos cambios en la formación titular y cayeron goleados 4-1 más bien les ayudó a planificar mejor las cosas.