Andrés Mora.2 enero

La Asociación Deportiva San Carlos tiene un poder de convencimiento extraordinario, ya que ha sido capaz de sacar dos veces del retiro al histórico goleador nacional, Álvaro Saborío.

Esta pudo ser una de las últimas fotos de Sabo en un terreno de juego, pero se arrepintió y va de nuevo. Fotografía José Cordero
Esta pudo ser una de las últimas fotos de Sabo en un terreno de juego, pero se arrepintió y va de nuevo. Fotografía José Cordero

Este viernes (10 a. m.) en una conferencia que se realizará en el estadio Carlos Ugalde, en Ciudad Quesada, Sabo será presentado por el cuadro norteño para participar en el torneo de Clausura 2020 y la Liga de Campeones de la Concacaf, en la que se enfrentarán al New York City de la MLS en febrero.

De nada valieron todos los mensajes de despedida, porque Sabo va de nuevo.

La primera vez que Álvaro fue una verdadera sorpresa, ya que el miércoles 8 de febrero del 2017 les comunicó su decisión a los compas del vestuario, después de una mejenga ante Belén (la S perdió 1-0), cansado de los insultos y chiflidos en su contra. Al día siguiente hizo pública su decisión en una conferencia de prensa.

Todo mundo pensó y sintió que el goleador jaló agüevado por lo que dijo en esa ocasión.

“Esto no lo hago por la gente, jamás se puede tomar una decisión de esta magnitud pensando en la gente, yo primero pienso en mi familia y si es lo correcto que siga o no, sobre todo si ellos pueden sufrir en algún momento. También lo hice pensando en el mi estado de ánimo y no voy a hacer que mi familia sufra por mí”.

Ese retiro le duró hasta el 20 de junio de ese año, ya que el artillero se fue a vivir a San Carlos, su tierra natal, donde los norteños lo convencieron para que les echara una mano en la Liga de Ascenso, él aceptó y lograron quedar campeones y ascender a la Primera División. El regresó fue espectacular, pues sumó tres títulos de goleo de forma consecutiva y un campeonato nacional.

Pese a todos los logros, Álvaro anunció el 30 de noviembre, día en que los sancarleños quedan eliminados en semifinales ante Alajuelense que se retiraba.

Pero Sabo no dejó ni terminar el año, para echar marcha atrás, ya que el 31 de diciembre se anunció que había cambiado de opinión.

“Para nosotros nunca se ha ido, él es uno más de la casa, ha hecho grandes cosas con este equipo y siempre va a tener espacio dentro de este club”, confesó Gustavo Pérez, gerente deportivo de los norteños.

“Indudablemente Alvaro es un jugador de acá, de la casa, un sancarleño. Nos unen muchísimas cosas a la institución y él es un jugador con una carrera intachable. Él nos dice que sí a un proyecto que está en constante construcción y evolución, es un gusto y honor para nosotros tenerlo”, agregó.

Pérez dice que los días de descanso que tuvo en familia le ayudaron al goleador a meditar.

“Descansó, además es muy inteligente y no hace nada al azar, simplemente analizó que ha tenido tres torneos muy buenos y se dio cuenta que todavía tiene cuerda para seguir en el fútbol y disfrutar de ese privilegio que muchos quisieran y que él puede tener”, confesó el gerente norteño.