Yenci Aguilar Arroyo.12 abril
Mora compartió con el periodista francés Löic Pialat y el fotógrafo Pascal Perich. Foto: Cortesía.
Mora compartió con el periodista francés Löic Pialat y el fotógrafo Pascal Perich. Foto: Cortesía.

El entrenador de porteros de Saprissa, Róger Mora, compartió con el periodista francés Löic Pialat algunas de las experiencias que compartió con Keylor Navas, cuando este fue arquero del Monstruo.

Mora contó que recibió un correo del europeo y él no tuvo problemas para contar su testimonio, el cual fue parte de un reportaje del diario deportivo francés L’Equipe, donde bretea el comunicador.

“Para mí es muy emocionante que me busquen como una de las personas que lo formó. Hubo muchas personas que estuvieron a la par de él y es un halago que un medio tan prestigioso nos busque para hablar de Keylor”, comentó Mora.

Lo que contó

El entrenador de porteros soltó detalles de lo que vivió con Navas desde el 2003 y hasta el 2010, cuando jaló al Albacete de España.

“Lo que querían era que contara sobre la vida de Keylor, lo de su juventud y sus inicios como arquero en Saprissa. Le comenté a Löic aspectos de su parte física, de la técnica, en lo que sobresalía. Keylor en ese entonces era muy fuerte, muy elástico y un acróbata en cuanto a lo físico.

“También hablamos del aspecto mental, desde su niñez siempre fue muy competitivo, quería ser el mejor. Siempre quiso sobresalir y demostrar que era el mejor“, manifestó.

Róger comentó que una de las curiosidades que le contó al francés es que Navas es un gran comediante.

“Le conté al periodista que Keylor es un buen comediante. Esto es algo que poca gente sabe, pero me acuerdo que en las pretemporadas se sentaba atrás en la buseta y se juntaba con (Allan) Alemán, (Christian) Bolaños, con (Rónald) la “Bala” Gómez y era un vacilón, se juntaba con esa canalla. Le gustaba hacer algunos comerciales, con una fluidez imitaba a Mario McGregor y era todo un espectáculo”, dijo.

Otro aspecto que Mora le dijo al periodista de L’Equipe es que desde chiquitillo, Keylor fue una persona con una gran espiritualidad.

Si pudiera hablar con él, creo que hablaríamos más de la familia, de cómo ha pasado todos estos años fuera de Costa Rica. Me gustaría abrazarlo, felicitarlo y le daría un consejo: que no se olvide de sus raíces, de dónde vino, porque nosotros sabemos dónde nacemos, pero no sabemos dónde morimos, que nunca pierda su norte”, Róger Mora, entrenador de porteros.

“Siempre, antes de cada partido, ponía sus manos hacia el cielo y eso le daba fortaleza, eso me llamaba la atención. Algo que se llegó a potenciar cuando conoció a su esposa, porque fortaleció su parte espiritual, fue cambiando, se hizo más fuerte en todo”, manifestó.

El entrenador morado dijo que desde hace años no habla con Keylor; sin embargo, no le pierde la pista y su buen desempeño en el Viejo Continente no lo sorprende, porque él se preparó para ser un portero destacable.

“Lo vi por última vez antes del partido de Costa Rica y Paraguay del 2014, fui al Proyecto Gol y lo saludé, conversamos. Es una figura importante a nivel mundial y tal vez por seguridad, por muchas cosas, no tengo su número; sin embargo, le sigo lo pasos desde que llegó al Albacete.

“De corazón le deseo lo mejor, para uno es como un hijo del fútbol, a uno le queda ese cariño de haberlo tenido y le deseo lo mejor. No me sorprenden sus actuaciones, me llena de satisfacción verlo y que ponga el nombre de Costa Rica en alto, siempre creímos que seria un buen portero”, añadió.

Mora compartió con Keylor entre el 2003 y el 2010. Albert Marin.
Mora compartió con Keylor entre el 2003 y el 2010. Albert Marin.