Sergio Alvarado.2 julio
Allen Guevara es de los jugadores que está en capilla ardiente en la Liga. Fotografía José Cordero
Allen Guevara es de los jugadores que está en capilla ardiente en la Liga. Fotografía José Cordero

Perder la final ante Saprissa hace que la afición de Alajuelense continúe señalando culpables y pidiendo cabezas, por lo que los nombres van y vienen.

Este jueves se anunció la salida del defensor Luis Sequeira. Es el tercer movimiento de los manudos en la semana ya que el martes hicieron oficial que Kenner Gutiérrez y Cristopher Meneses no seguirán en la institución.

Incluso, se dice que el volante Allen Guevara y el preparador de porteros Wardy Alfaro, serían los siguientes en la lista.

En los rumores también están los nombres del delantero Jonathan McDonald, otro de los señalados por una buena parte de los aficionados, y del volante Anthony López.

¿Tenía razón Jafet?

La posibilidad de que Allen Guevara llegue a la Asociación Deportiva San Carlos parece bastante fuerte.

De confirmarse el cambio del Cusuco, algunos recuerdan que Jafet Soto, gerente general del Herediano, terminaría teniendo razón, ya que él dijo que al jugador le estaban buscando campo en la zona norte.

En ese momento, a mediados de junio, el propio futbolista hasta dijo que se trataba solo de una broma del rojiamarillo.

“Yo sé cómo es Jafet, a veces he hablado con él y yo sé que vive mucho el fútbol. Él siempre trata de defender a Herediano de esa forma y creo que la mayoría de ustedes también lo conocen. Inclusive, al medio tiempo pasé y me dice que me esperan en San Carlos, entonces, al final es como un vacilón. Ahora salí, hablamos y ya todo normal, siempre se da lo mismo”, dijo Guevara tras el primer partido de la semifinal entre manudos y florenses el 14 de junio.

Incluso, la posibilidad de que el Cusuco se vista con los colores norteños fue reconocida este jueves como una opción real, tanto por Luis Carlos Chacón, principal accionista de San Carlos, como por Gustavo Pérez, gerente deportivo del club, en diversos medios.

Lo que sí es prácticamente un hecho, según sabe La Teja, es que Guevara ya no jugará más con Alajuelense y le están buscando salida, sea a San Carlos o a otro lado.

Superman rojinegro
La afición la achaca a Wardy los constantes fallos de los porteros manudos. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal.
La afición la achaca a Wardy los constantes fallos de los porteros manudos. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal.

El siguiente en la mira sería Wardy Alfaro, quien desde el 2015 ocupa el puesto de preparador de porteros tras sustituir a Paul Mayorga.

Según el periodista Harrick McLean, de Monumental, la Liga ya hasta tiene al sustituto de Wardy, se trataría de José Alexis “Superman” Rojas, exarquero de Alajuelense en la década de los 90.

Alfaro ha sido una de las figuras más señaladas por el liguismo en los últimos años ya que le achacan los reiterados fallos de los porteros erizos y que, desde que llegó al equipo, no han ganado títulos.

Pura presión
Cristopher Meneses y Kenner Gutiérrez terminaron sus contratos con la Liga y no fueron renovados. Fotografía: Prensa Alajuelense
Cristopher Meneses y Kenner Gutiérrez terminaron sus contratos con la Liga y no fueron renovados. Fotografía: Prensa Alajuelense

Gutiérrez y Meneses, dos de los jugadores despedidos esta semana, aseguraron en diferentes medios que su salida se dio porque la directiva cedió ante la presión de la afición.

“Trato de estar alejado de la polémica, pero a mí me llama la atención la forma en que me despiden, porque ya no aguantan la presión de la gente, que por más bien que esté usted, no va a ser tomado en cuenta. La forma en que me lo comunicaron no fue la correcta.

“Agustín Lleida me dijo que me sacaba por presión de la gente. No quiero que se arme ninguna polémica ni nada, no comparto eso, pero lo respeto”, dijo Gutiérrez al programa Encuentro Deportivo de Radio Columbia.

Otros señalados por la gente son jugadores como Alex López y José Salvatierra, pero en sus casos, más allá de la molestia de la gente, no se ha escuchado la posibilidad que se marchen.