Eduardo Vega.30 noviembre, 2019

Álvaro Alberto Saborío Chacón, quien nació el 25 de marzo de 1985 en Ciudad Quesada, San Carlos, jugó este sábado, ante la Liga, su último partido como futbolista profesional.

“Me retiro para siempre, ahora voy a disfrutar del fútbol desde el otro lado”, dijo con total seguridad.

Claro, le hubiese gustado colgar los tacos como campeón nacional con su amado San Carlos; sin embargo, solo tuvo agradecimientos para el fútbol y para todas las experiencias que vivió desde que debutó el 8 de agosto del 2001.

“Todas las experiencias me marcaron, las atesoro todas, me hicieron el futbolista que soy, por eso, toda mi carrera la disfruté siempre”, indicó un Saborío quien inició su carrera con el Deportivo Saprissa, aquel 8 de agosto, frente a Limón y debutó demostrando lo que sería toda su vida futbolística: anotando par de pepinos.

30 de noviembre del 2019, 18 años después de su debut como futbolista, Álvaro Saborío camina solo y con su adiós decido en su retiro al camerino del Morera Soto. Foto José Cordero.
30 de noviembre del 2019, 18 años después de su debut como futbolista, Álvaro Saborío camina solo y con su adiós decido en su retiro al camerino del Morera Soto. Foto José Cordero.

Ahora sí es definitivo el adiós, en el 2017 colgó los tacos con la camiseta de Saprissa, pero semanas más tarde, el equipo de su pueblo, San Carlos, lo convenció de regresar a la Primera División y fue un regreso en grande porque los Toros del Norte, empujados por él, celebraron el título nacional del Torneo Clausura 2019.

“El fútbol me dio siempre grandes alegrías por eso tengo que ser agradecido. La afición, en los clubes en que estuve, siempre me brindó su cariño, eso me llevo del fútbol, los grandes momentos que marcan positivamente una carrera”, explicó Sabo.

El eterno goleador. Saborío deja el fútbol con 137 goles anotados en el campeonato nacional, 96 con Saprissa y 41 con San Carlos. Al club al que más goles le anotó fue a Carmelita, 17 en total.

Con Saprissa disputó el Mundial de Clubes de la FIFA en el 2005 y anotó dos goles, que le ayudaron a los morados a consagrarse como el tercer lugar de ese evento mundial.

Jugó en el fútbol de Suiza con el FC Sion, en Inglaterra con el Bristol City, en la MLS de Estados Unidos con el Real Salt Lake, anotando 12 goles en su primera temporada con los gringos y su historia en las yunais continuó con el DC United.

Con La Sele, también fue goleador, de hecho, es el segundo mejor goleador en eliminatorias mundialistas con 17 anotaciones que logró en las rutas hacia Alemania 2006, Sudáfrica 2010 y Brasil 2014, solo lo supera históricamente Paulo Wanchope que celebró 21 pepinos.